De acuerdo a una encuesta realizada por el Colectivo Ni Una Menos, el 99% de las mujeres que viven en el Chaco fueron acosadas alguna vez, en la calle o en privado; el 83% sufrió algún tipo de amenazas e intimidaciones por parte de su pareja y el 89% fue víctima de discriminación por el sólo hecho de ser mujer.

Sobre esto -sobre la violencia machista en todos sus aspectos, desde los más obvios hasta los menos evidentes- trató la encuesta que estuvo on line entre el 3 de junio y el 3 de septiembre, en base a la cual se elaboró el Primer Índice Nacional de Violencia Machista, una iniciativa del colectivo #NiUnaMenos, el colectivo de mujeres que organizó la primera y multitudinaria marcha al Congreso.

La encuesta obtuvo respuestas de 59.380 mujeres de más de 1.800 localidades de todo el país. En algunas zonas de baja conectividad, se acercó un cuestionario a la vieja usanza, para que ningún sector quedara afuera.

“Todas las mujeres tuvieron miedo alguna vez sólo por caminar en la calle, esa frase habla de uno de los primeros eslabones de una cadena invisible de machismos cotidianos”, indican las conclusiones de la encuesta, “El femicidio es la expresión más visible de estas formas de violencia más sutiles con las que niñas y mujeres conviven cotidianamente”.

Ejes

De los quince indicadores de violencia planteados en la encuesta, en 9 la incidencia de esas situaciones supera el 75%, y en ninguno el porcentaje de casos es inferior al 47%. Los indicadores fueron agrupados en cinco ejes: experiencias de acoso, estigmatización y discriminación, violencia en el contexto de la pareja, violencia obstétrica y respuesta del entorno y del Estado elaborados cada uno a partir de preguntas de situaciones concretas.

Imágenes de la marcha de Ni Una menos
Imágenes de la marcha de Ni Una menos

De estos, lo referido al acoso fue el indicador más prevalente: el 97% de las entrevistadas fue acosada física o verbalmente alguna vez, el 75% fue directamente tocada o apoyada por un hombre y, de ellas, el 71% padeció la situación más de una vez. La estigmatización también es excesivamente frecuente: el 92% sufrió alguna de estas situaciones siendo los más frecuentes el miedo a ser atacada físicamente (79%), a ser acosada (73%) y a ser violada (69%).

El 84% de las encuestadas sufrieron alguna situación de discriminación tanto en ámbitos públicos como en privado; el 32% fue excluida de decisiones que afectan al conjunto de la familia, y a una de cada cinco le fue negada una oportunidad laboral por ser mujer.

En referencia a la violencia en el contexto de la pareja, se presentaron once subtipos de indicadores; el más frecuente tiene que ver con aislamiento, presente en el 95% de las encuestadas, siendo los celos y el cuestionamiento a quienes la rodean las dos situaciones más frecuentes con una incidencia del 62%.

Datos del Chaco

Las chaqueñas que participaron de la encuesta coincidieron en que la mayoría de ellas sufrió algún tipo de acoso en espacios públicos y privados: el 99%. Este indicador incluye a las groserías en la calle, las “apoyadas” o manoseo en el transporte público o la exhibición de los genitales de manera imprevistamente en público.

En tanto, el 98% sufrió algún tipo de estigmatización, que incluye haber sentido vergüenza o tener baja autoestima por ser mujer, haber pensado en el suicidio o tener miedo a ser violada, acosada o atacada.

Además, el 89% fue discriminada por su género y el 84% tuvo al menos una situación de violencia obstétrica vinculada con el embarazo o el parto.

El 99% dijo haber pasado por la experiencia de al menos una situación, actitud e intento de aislamiento en pareja. Esto es que la hayan cuestionado actividades o amistades, que se hayan mostrado celosos de las personas que te rodean, que hayan dicho que querían saber dónde estaba a cada momento.

El 89% aseguró haber padecido maltrato no necesariamente físico en pareja (golpear puertas o romper cosas); el 83% tuvo al menos una situación de amenazas e intimidaciones por parte de la pareja; el 92% sufrió al menos una situación, actitud o intento de control por parte de su novio o esposo; el 97% se sintió desvalorizada por su pareja y el 44% padeció abuso emocional.

En tanto, el 63% de las chaqueñas encuestadas dijo haber sufrido violencia contra los hijos en pareja, esto es que el novio o el marido haya amenazado con sacarle sus hijos o con hacerles daño.

Además, el 69% sufrió alguna imposición sexual por parte de su pareja; el 59% padeció maltrato físico; el 45% padeció de violencia contra la libertad reproductiva (forzada a dejar de cuidarse, impedido de interrumpir un embarazo u obligado a hacérselo) y el 39% sufrió violencia económica (restricción para usar el dinero propio o de la pareja).

Dejar una respuesta