El diputado Julio Raffo pidió que se investigue si el camarista Eduardo Freiler le pidió dinero a Daniel Angelici, sindicado como operador judicial del Gobierno en la Justicia, dinero para sobreseer al Presidente Mauricio Macri, quien estaba imputado en la causa por las escuchas telefónicas.

La denuncia fue motivo de turbulencias en Tribunales ya que las fuentes señalan que serían varios los camaristas envueltos en lo que promete transformarse en un escándalo, ya que el sobreseimiento de Macri fue firmado no sólo por Freiler, sino también por Jorge Ballestero y Eduardo Farah quien luego de ese acto, abandonó la Sala I, donde subrogaba para quedarse en la Sala II.

La denuncia, se hizo eco de un artículo firmado por el periodista del diario La Nación, Carlos Pagni, quien en su columna del lunes señaló: “Según una versión en la que coinciden varias fuentes con información inmejorable, en su momento Freiler pidió dinero a Angelici para favorecer a Macri en la causa de las escuchas ilegales. El empresario del juego se lo dio. Pero Macri le aclaró: “Si querés recuperar la plata, pedile que te la devuelva porque yo no pongo una moneda”.

macriSin embargo el periodista no abunda en si hubieron funcionarios judiciales que devolvieron el dinero; si sólo fue Freiler, según sus propios dichos, fue el que habría pedido de dinero o si hubo otro camarista.

En las últimos días Freiler, a quien en el Gobierno identifican con el kirchnerismo que busca desplazarlo, avanza las acusaciones en el Consejo de la Magistratura donde predomina el oficialismo por el crecimiento patrimonial del camarista.

Por su parte Angelici no la tiene fácil el juez Sebastián Casanello debe definir si lo llama a indagatoria al Presidente de Boca Juniors por “tráfico de influencia” tal como lo requirió el fiscal Federico Delgado en una causa iniciada por la diputada Elisa Carrió.

En las primeras semanas de la asunción de Macri en diciembre la Justicia sobreseyó al flamante Presidente luego de tenerlo por más de seis años procesado por ser partícipe de “una organización paraestatal de espionaje” con la creación de la Policía Metropolitana.

La primera parte, el juez Casanello, donde están acusados enre otros el jefe de la Policía Metropolitana Jorge “Fino” Palacios, el ex espía Ciro James y el ministro de Educación Mariano Naradowsky están a la espera del juicio oral.

Casanello pidió en diciembre sobreseimiento ya que la documentación prometida desde los Estados Unidos nunca vino y no se pudo avanzar en la causa. El mismo sentido falló la Sala I que ahora esta bajo sospechas por el supuesto cobro de coimas.

Dejar una respuesta