Cerca de las 13 de ayer el cortejo fúnebre llegó hasta el Cementerio San Miguel de Rawson donde fue sepultado el diputado nacional Daniel Tomas. Un enorme cortejo lo acompañó varios kilómetros. Militantes y gente a la que el legislador nacional ayudó de alguna manera. Todos dispuestos a despedirse de uno de los hombres más fuertes del justicialismo local.

Durante toda la mañana se vivieron momentos de mucha emoción, sobre todo con las palabras del Vicegobernador en la Cámara de Diputados y del Gobernador Uñac en la sede del Partido Justicialista. Allí cantaron la marcha peronista y los militantes levantaron bien altas banderas argentinas.

cortejoEl diputado nacional José Luis Gioja fue el último en dedicarle unas palabras en el cementerio San Miguel, ubicado en Rawson, el departamento más querido por el legislador fallecido. El discurso de José Luis emocionó a todos.

“Vamos, Dani por siempre”, gritó una militante cuando dejaron el cajón en el cementerio. Los aplausos y las lágrimas se hicieron presentes para recordar a un hombre que siempre tenía una sonrisa y una inmensa capacidad de escuchar a sus semejantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here