La denuncia que impulsó antes de morir el fiscal Alberto Nisman en la causa AMIA, en donde fue acusada la ex presidenta Cristina Elisabet Kirchner, entre otros dirigentes kirchneristas en el marco de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, se decidirá hoy cuando se realice una audiencia en la Sala I de Casación, encabezada por Ana María Figueroa junto a los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, quienes ya no estarán en 2017 en ese tribunal porque Casación decidió revocar sus subrogancias.

En el encuentro expondrá el abogado Alejandro Rúa, defensor del ex canciller Héctor Timerman, quien cuestionó no solo la apertura de la causa sino también la intervención de esos magistrados de Casación.

Rúa insistirá en que la denuncia de Nisman fue desestimada en dos oportunidades por el juez Daniel Rafecas y los jueces de la Sala I de la Cámara Federal Eduardo Freiler y Jorge Ballestero.

En tanto, la abogada Lucila Larrandart podría presentarse en nombre del diputado Andrés “Cuervo” Larroque, también denunciado por Nisman, tal como lo hizo en la Cámara Federal, aunque su presencia no fue confirmada.

La DAIA, querellante en el proceso, presentará sus argumentos ante Casación por escrito. En tanto, el fiscal Javier De Luca, quien desistió de sostener el recurso, avisó que estará de licencia y por eso había pedido la postergación de la reunión, aunque los jueces rechazaron el planteo y confirmaron la concreción de la audiencia.

Se estima que más allá de lo que se resuelva en Casación, las partes intentarán llegar a la Corte Suprema de Justicia.

Dejar una respuesta