El caso Milagro Sala sigue generando revuelo. José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la organización no gubernamental global, le pidió al mandatario argentino que cumpla la resolución de la ONU. Además le solicitó al Ejecutivo que presente una “propuesta legislativa para modificar la definición de “sedición” en el Código Penal, con el propósito de prevenir que este tipo de casos ocurran en el futuro”.

Human Rights Watch (HRW), una de las organizaciones no gubernamentales de defensa de los derechos humanos más importantes del mundo, pidió al gobierno argentino la liberación de la dirigente social Milagro Sala, encarcelada en la provincia de Jujuy por la justicia provincial que responde al gobernador Gerardo Morales.

El director ejecutivo para América de Human Rights Watch, envió una carta personal dirigida al presidente Mauricio Macri “con el propósito de instarlo respetuosamente a adoptar medidas para asegurar la inmediata liberación de la prisión preventiva de Milagro Sala, a la luz de la reciente decisión adoptada por el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU”.

“También quisiera aprovechar esta oportunidad para instar una vez más a su gobierno a presentar una propuesta legislativa para modificar la definición de ‘sedición’ en el Código Penal, con el propósito de prevenir que este tipo de casos ocurran en el futuro”, reza otro pasaje de la carta.

Y continúa: “Según consta en documentos judiciales analizados por Human Rights Watch, se acusó a Sala de “gestos” y “arengas” para incentivar a otros a “acamp[ar]” y “obstaculizar” el tránsito, provocando una “alteración del orden público” y la “alarma colectiva de la población”. La fiscalía no argumentó que se hubieran producido incidentes violentos durante esa protesta”.

De este modo, Human Right Watch se sumó al pedido de libertad por Milagro Sala al igual que la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Dejar una respuesta