El juez federal Sebastián Casanello activó la investigación contra el periodista y excandidato a diputado nacional de Cambiemos Fernando Niembro por irregularidades sobre contratos por más de 20 millones de pesos que recibió su empresa por parte del Gobierno porteño: reclamó información sobre la presunta existencia en Panamá de una offshore a nombre de su hijo.

La causa por presuntos hechos de corrupción que fue motivo de polémica en los meses previos a la asunción del Gobierno de Mauricio Macri a raíz de contratos millonarios que recibió Niembro por parte del Gobierno porteño se reactivó y salpica ahora a integrantes de la familia del periodista y de quien fuera candidato a Diputado en 2015, hasta que los hechos lo obligaron a reclinar sus deseos electorales.

La investigación se inició por el fiscal federal Ramiro González, quien -basado en unos reportes de operaciones sospechosas (ros) emitidos en 2013 por el Banco de la Ciudad de Buenos Aires- reclamó investigar presuntas maniobras de lavado de dinero. Así la investigación apunta a unas 164 contrataciones adjudicadas por el Gobierno de la Ciudad a la empresa La Usina Producciones SRL por un monto total de 19.473.878,30 de pesos, sin mediar licitación pública y bajo sospecha que aquella firma no posee empleados ni página web y sus únicos clientes fueron la administración porteña y el Banco Ciudad.

niembroLos contratos eran por servicios publicitarios y también favorecieron a Atilio Meza, quien fuera socio de Niembro en “La Usina Producciones SRL” y ahora quedó bajo investigación. A partir de trascendidos periodísticos, el juez investiga a Diego Fernando Niembro, hijo del periodista, bajo la sospecha que integraría el directorio de “Three Lions S.A”, una off shore radicada en Bocas Del Toro, en la República de Panamá.

Incluso, también respecto a que Lázaro Jaime Zilberman (el verdadero nombre del periodista Marcelo Araujo) y Martha Elena Popovich integrarían otras sociedades offshore. Casanello pidió a la Unidad de Información Financiera (UIF) que a través de organismos similares en el exterior aporte información sobre quienes integrarían esa sociedad offshore, así como otras que trascendieron y los bienes de cada uno de los imputados en el exterior. En este punto en Tribunales ya saben que la UIF dejará de compartir información que será catalogada como información de inteligencia, es decir que sus informes no se pueden judicializar. Habrá que ver actitud toma con el requerimiento del Juez.

En el escrito el Juez señala que “sin perjuicio de que, como consecuencia de la información reunida, resulte necesario cursar los exhortos internacionales pertinentes”. La información requerida también apunta a conocer si constan en el organismo reportes de operaciones sospechosas (ros) emitidos por los bancos cuando detectan transacciones irregulares, en este caso de los imputados, e información financiera de todo tipo de los involucrados.

Paralelamente, Casanello pidió a la AFIP que entregue información sobre las declaraciones juradas del impuesto sobre los bienes personales y ganancias entre 2010 y 2016 de la empresa de Niembro y Meza, “La Usina”, así como de muchas otras firmas investigadas en la causa. El juez también pidió al organismo recaudador información sobre Fernando Niembro, su hijo Diego y otros integrantes de la familia, así como de Meza, Marcelo Araujo y otra gran cantidad de personas. Casanello a su vez intenta nutrirse de información que consta en otra causa paralela que tramita en el juzgado de instrucción 23.

Dejar una respuesta