Entre el sábado y domingo aparecieron en total unos 35 nuevos focos de incendio en la provincia de La Pampa. Las autoridades provinciales calculan que unos 25 comenzaron el sábado, mientras que otros 10 en la jornada del domingo.

En total, según datos de la Dirección General de Defensa Civil pampeana, ya se quemaron más de un millón de hectáreas de toda la provincia. Por este motivo, se declaró el estado de desastre y la Emergencia Agropecuaria. Los nuevos focos ígneos afectan principalmente la zona de El Durazno, a la altura del kilómetro 220 de la Ruta 14, y Colonia El Indio, en la Ruta 12.

La principal causa de la aparición del fuego habría sido a raíz de las tormentas eléctricas registradas en las últimas horas, sumado al estado general del suelo y los pastizales, que se encuentran muy secos y vulnerables a la ignición.

El director del Plan Nacional de Manejo del Fuego, Guillermo Barisone, explicó que “se originaron a raíz de un frente eléctrico que avanzó el sábado. Hay mucho pasto seco para arder y eso hace que se generen focos ígneos nuevos”.

En ese sentido, el funcionario sostuvo que “la tormenta seca vino con mucha carga eléctrica, generando rayos. Cayeron unos 500 en un solo frente”.

Con respecto a la caída de rayos, un bombero voluntario que intentaba apagar un incendio en la localidad de Cachirulo recibió una descarga eléctrica. El hombre permanecía internado en el Hospital Lucio Molas, de Santa Rosa.

Según el director de Defensa Civil de La Pampa, Alberto Clara, los principales focos “estarían circunscritos por el momento” aunque hace falta “ver cómo reaccionan, porque pueden llegar a salirse de control por las altas temperaturas”.

Dejar una respuesta