La deuda externa es un flagelo que acosa a los argentinos hace 50 años. Desde el Ministerio de Finanzas, se informó que Argentina colocó este jueves en el mercado internacional títulos de deuda por 7.000 millones de dólares a una tasa promedio del 6,3%, por debajo del 7,2% que había logrado en 2016.

Estamos muy contentos con el resultado de la emisión, ya que logramos bajar significativamente nuestro costo de financiamiento, aún enfrentando un escenario de tasas mucho más adverso que el año pasado y confirma la confianza de los inversores en la capacidad de este gobierno de controlar la inflación e incentivar el crecimiento económico, afirmó el ministro de Finanzas, Luis Caputo, a través de un comunicado de prensa.

Luego del cierre de los mercados , será el propio ministro Caputo quien anunciará los resultados de la emisión. Según publicó La Nación, en el equipo de Finanzas había una gran satisfacción porque el resultado mejora en forma sustancial las tasas pagadas el año pasado, pese al cambio de contexto internacional. De todas formas, el financiamiento es más costoso que el que consiguió en las últimas horas Chile, que colocó entre inversores locales y extranjeros un bono en pesos equivalente a US$1.500 millones a una tasa del 3,8% a 4 años.

El gobierno de Mauricio Macri estimó que las colocaciones de deuda de este año en el mercado internacional sumarán US$ 14.350 millones: US$ 7.000 millones del Estado Nacional, US$ 4.000 millones de empresas y US$ 3.350 millones de provincias (US$ 1.500 millones de Buenos Aires, US$ 550 millones de Córdoba, US$ 500 millones de Entre Ríos, US$ 250 millones de Santa Fe, US$ 150 millones de La Rioja, Santa Cruz y Tierra del Fuego cada uno y US$ 100 millones de Río Negro). Según la misma presentación oficial, las emisiones del año pasado fueron porUS$ 31.460 millones, aunque algunas estimaciones privadas elevan esa cifra hasta los US$ 35.000 millones.

Dejar una respuesta