Se trata de Ariel Gustavo Camacho, un allegado de San Pedro, del vicegobernador misionero, quien aparece en un vídeo agradeciendo a los que pagan impuestos por su VW Golf GTI 2.0. “Quería compartir con todos este regalo de la naturaleza y a uds. que pagaron los impuestos. He cumplido con mi sueño”, expresó con total soltura, el funcionario que trabaja en la Multilateral de Políticas Sociales de la Vicegobernación.

Un escándalo estalló este martes en Misiones, al viralizarse un video en el que un funcionario de la Multilateral de Políticas Sociales de Vicegobernación, y amigo personal del vice Oscar Herrera Ahuad, agradece a los contribuyentes por su VW Golg GTI 2.0, un automóvil de alta gama que tiene un costo superior a los 47 mil dólares –unos 700 mil pesos.

Se trata de Ariel Gustavo Camacho, un allegado del vicegobernador Herrera Ahuad, oriundo de San Pedro, quien aparece en un video –en principio filmado por él mismo- en el que agradece a los que pagan los impuestos en Misiones, porque ha “cumplido su sueño”. El video se filtró y rápidamente se convirtió en viral en Misiones, en lo que aparece como una situación escandalosa, pues el funcionario parece jactarse de un vehículo que habría obtenido al calor de la función pública.

El funcionario renovador, aparece vestido con una bermuda y musculosa, diciendo: “Quería compartir con todos, este regalo de la naturaleza y a Uds. que pagaron los impuestos… les agradezco a todos… Eh, he cumplido con mi sueño. El Gol GTI 2.0, es lo último, último, último en tecnología, muchachos… no sé si alcanzan a ver, 280 me marca el bigote (se refiere a la velocidad máxima que alcanza el vehículo). Es un bichito muy espectacular”, sostiene el funcionario, que sale del vehículo y vuelve a agradecer a los contribuyentes.

El vicegobernador Oscar Herrera Ahuad,

“Gracias por esto, por el regalo. Gracias por los impuestos que hayan pagado Uds. les agradezco muchachos, besos a todos”, cerró Camacho en el final del video que se viralizó, causando una furia generalizada entre los ciudadanos misioneros.

Con esto, Herrera Ahuad quedó en el centro de los cuestionamientos, pues Camacho carece de una formación específica para la tarea que desempeña y según las fuentes, ingresó “acomodado” en la Vicegobernación. Pero además, podría dispararse una investigación judicial, porque es difícil que Camacho pueda demostrar que tiene la solvencia económica suficiente para adquirir semejante vehículo con su sueldo como funcionario público. O eso sucedería si la Justicia misionera actuara de oficio en presuntos casos de corrupción en el Estado.

 

Dejar una respuesta