América Latina presenta una perspectiva de crédito negativa en vista de su débil crecimiento económico y de la elevada deuda de los gobiernos de la región, un escenario exacerbado por las expectativas de tasas de interés más altas a nivel global, dijo el martes la agencia calificadora de crédito Moody’s.

En un comunicado, Moody’s sostuvo que América Latina probablemente registrará en promedio una expansión de apenas 0,9 por ciento en 2016-2018, en buena parte debido a las crisis por las que atraviesan Brasil y Argentina, dos de las principales economías de la región. La estimación es menor al promedio anterior de un crecimiento económico de 3 por ciento anotado en el periodo de cinco años de 2010-2015, destacó la firma.

En 2016, ocho de los 29 países evaluados por Moody’s registraron una calificación negativa de su deuda soberana. En América Latina y el Caribe, los impulsores de crédito también son negativos por el frágil entorno de la actividad global y los precios de la materias primas, que todavía se encuentran bajos, sostuvo la agencia.

Moody’s dijo que prevé un incremento en los niveles de deuda de Argentina y Brasil, ya que considera que el proceso de consolidación fiscal en ambas naciones sigue siendo complejo e insuficiente como para revertir las actuales tendencias. Añadió que los indicadores de deuda y déficits fiscales en la región seguirán limitando las opciones de política monetaria de varios países, en el contexto del tenue crecimiento de sus economías.

Dejar una respuesta