Alfredo Olmedo, El Trump Argentino, como se autodenomina, dijo ayer en Intratables que quiere ser Presidente de la Nación.

Alfredo Olmedo tiene muchas similitudes con Mauricio Macri. No sólo los une el color amarillo de sus partidos vecinalistas, los puntos comunes entre Olmedo y Macri son notables, pero de todas las coincidencias la más representativa es que ambos son herederos de una fortuna, ambos son hijos de padres que amasaron su fortuna con acuerdos prebendarios con los gobiernos de turno.

LA FAMILIA DE OLMEDO RECIBIÓ DE SALTA 230.000 HECTÁREAS CON PERMISO PARA NO PAGAR IMPUESTOS HASTA el 2018. Domingo Cavallo, (en 1982) le estatizó a la familia Macri una deuda de 170 millones de dolares que tenia el Grupo Socma (sociedades Macri).

El diputado Alfredo Olmedo le debe toda la fortuna que hoy gasta en su campaña proselitista a una escandalosa cesión de tierras con la que lo benefició el ex mandatario provincial Juan Carlos Romero.

Son 230 mil hectáreas en el departamento de Anta, en parte desmontadas para sembrar soja, y cedidas con el beneficio de no tener que pagar impuesto alguno hasta el 2018.

La concesión de Salta Forestal, una empresa con mayoría del Estado provincial cuya licitación incluía varios compromisos para el desarrollo del área que no fueron cumplidos por la empresa Ecodesarrollo S.A., que fue la empresa con la que Agropecuaria Olmedo ganó la licitación pública que le entrego a precio vil el uso de esa descomunal cantidad de hectáreas. Esta entrega de tierra se produjo en el año 1998.

La concesión se entregó por 64 años (35 con opción a otros 29). Según el contrato firmado con la provincia, Ecodesarrollo SA no pagaría canon alguno durante los primeros 20 años, y sólo debía pagar un impuesto anual fijo de 300 mil pesos. En 2003, Ecodesarrollo CEDIÓ a Cresud, brazo agropecuario de IRSA, el grupo empresarial de Eduardo Elsztein, 132 mil hectáreas correspondientes a la zona norte de la concesión y a una parte de la zona sur. Ese traslado, irregular desde el punto de vista contractual, fue aceptado por Romero, decreto mediante.

Durante 20 años Los Olmedo pagaron un quintal de soja, unos 46 kilos, por cada 2,3 toneladas producidas por hectárea; es decir, un 2% y no el 10% que marca la ley. Estan a un nivel que a ellos no los alcanza la ley.

“Olmedo es el mayor ñoqui de la provincia de Salta: explota una tierra por la que no pagó nada”, denunció oportunamente Santiago Godoy, hoy silencioso jefe de la Cámara de Diputados de Salta.

En los últimos días nos sorprendimos con varias noticias: Olmedo se auto denomina el “Trump argentino”, quiere hacer un muro con Bolivia, habla de ganar el dinero trabajando, se candidatéa a Presidente de la Nación y Salta Forestal sufrió una renegociación de su contrato. Juan Manuel Urtubey cuestionó el acuerdo y acaba de liberar a Eco Desarrollo S.A., una de las empresas que explota las tierras de Salta Forestal y que es propiedad de la familia Olmedo, de las acciones judiciales que se habían iniciado en 2011 por el incumplimiento del contrato. El producto de esa acordada es la reducción de la superficie a 75.000 hectáreas que debe ser lo que efectivamente se cultiva, el compromiso de pago del 10% de las ganancias obtenidas con el cultivo de la soja, la suspensión de un juicio que la provincia les había iniciado y se extendiendo el contrato no sé si por 30 o 40 años más.

Aclaremos que Urtubey no hizo el juicio ni la renegociación pensando en los intereses del pueblo de Salta: lo hizo pensando en “encorsetar” a Olmedo de cara a las próximas elecciones y tal vez conseguir una caja privada que financie sus aspiraciones políticas.

El impacto ambiental y la destrucción del ecosistema que ha ocasionado Alfredo Olmedo es incalculable. Miles de hectáreas de bosques nativos arrasadas. Miles de especies muertas por la deforestación. El Trump argentino, ha hecho mas por la destrucción de Salta que lo que pudieron hacer las huestes realistas que bajaban del Alto Perú.

Olmedo ha sido peor que una plaga. Sus millones lo llevaron a ser Senador Nacional, Diputado Nacional y ojala que algún día exista exista un gobierno en Salta que evalué esos contratos y presente a la justicia las demandas correspondientes, por todos los salteños que se han visto perjudicados por este saqueo inmoral.

Dejar una respuesta