El Gobierno oficializó la eliminación de las restricciones que pesaban sobre los “capitales golondrinas” y la bolsa festejó pero a la vez algunos economistas alertaron sobre los ataques especuladores que podrían venir con la llegada de los inversores especulativos.

El levantamiento de las restricciones fue la primera medida que tomó Nicolás Dujovne, la segunda, más simbólica, fue eliminar las restricciones para la compra de dólares. Ahora ya no hay límites en la compra de la moneda extranjera.

Dujovne estableció que los inversores extranjeros que quieran comprar bonos en la Bolsa tendrán “cero días” para el plazo obligado para mantener las inversiones. Es decir que pueden comprar y llevarse las ganancias sin invertir un sólo peso en el país.

El Ministerio de Hacienda afirmó que “desde el inicio del actual Gobierno, en la República Argentina se unificó el mercado de cambios, se eliminaron las distorsiones al comercio exterior y se restablecieron las relaciones financieras con el resto del mundo”. “En este nuevo contexto, resulta necesario reducir al mínimo los plazos referidos, eliminando así toda restricción al ingreso de divisas”, indicó el texto oficial.

Algunos economistas advirtieron que el fin de las restricciones de permanencia de fondos del exterior abrirá las puertas de capitales golondrina, que buscarán retornos en el corto plazo y que hará más volátil al mercado financiero.

Dejar una respuesta