Hoy comenzarán en Tribunales las declaraciones indagatorias tomadas por el juez Claudio Bonadío y requeridas por la causa Los Sauces S.A. En total, por esta causa, unas 21 personas deberán presentarse para dar su versión de los hechos ante el juez.

Los primeros en hacerlo serán los hijos del empresario santacruceño Lázaro Báez: Martín, Leandro y Luciana, a quienes se espera desde las 10 de la mañana de hoy. A continuación de ellos lo harán los apoderados de las empresas, contadores y escribanos: Leandro Albornoz, Jorge Ludueña y Norma Abuin.

El expediente se inició el 4 de abril de 2015 por denuncia de la diputada Margarita Stolbizer (GEN) y los delitos denunciados fueron adulteración de documentos públicos, pago de coimas y lavado de dinero, usando como pantalla la sociedad constituida por Néstor, Cristina y Máximo Kirchner en el 2006.

En el caso de Cristina Kirchner, su declaración ya tiene fecha para el próximo 7 de marzo y se espera que se convoque una gran marcha militante para acompañarla y darle apoyo en las afueras de Tribunales. Lo que el juez busca determinar es si la ex mandataria recibió efectivamente coimas por parte de los empresarios amigos a través del pago de alquileres de los hoteles que pertenecen a Los Sauces S.A., a cambio de la obtención de contratos con el Estado.

También sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, están bajo sospecha de ser partícipes de las operaciones de lavado de dinero y cohecho. Ambos fueron citados a declarar un día antes que la ex presidenta, el 6 de marzo. El contador Víctor Manzanares y un socio de la familia Kirchner, Osvaldo Sanfelice, también figuran en la nómina.

En una serie de mensajes en Twitter, Cristina cuestionó su llamada a indagatoria y advirtió que fue una herramienta “para tapar el desastre del Gobierno”, al hacer hincapié en que el juez Claudio Bonadio la citó “el mismo día de la marcha que tiene prevista la CGT”.

Dejar una respuesta