La familia por parte de la madre del Presidente Mauricio Macri vendió un terreno en Tandil por 800 mil dólares a MSU Energy (Manuel Santos Uribelarrea). Una empresa que carece de experiencia en la generación de energía eléctrica, y sin embargo en 2016 se hizo acreedora de tres licitaciones para la construcción de centrales termoeléctricas. Una de estas, casualmente, en Tandil.

La venta del terreno por parte de la familia materna del Presidente se hizo por cifras muy superiores a las que dicta el mercado inmobiliario para la zona. MSU adquirió el terreno por 800 mil dólares, es decir a 70 mil dólares por hectárea. Lo que quiere decir que la cotización triplica el valor para un terreno de las mismas características en la zona en cuestión (la cotización máxima para la zona ronda los 20 mil dólares por hectárea).

Hay que destacar además, que el grupo MSU fue uno de los que aportaron fondos para la campaña de Mauricio Macri y Cambiemos en 2015.

Pero no todo queda en un “simple” negocio inmobiliario con beneficios como mínimo dudosos con destino hacia las arcas de la familia Macri.

MSU Energy fue creada recién en diciembre, o sea ¡¡cinco meses después de que se le otorgara las licitaciones para la construcción de las centrales termoeléctricas (en San Nicolás, Villa María y Tandil)!!.

Para enturbiar aun más la situación, MSU es un grupo sin experiencia en el rubro energético, ya que se trata de una empresa abocada a la producción agropecuaria. Dada esta situación, desde la empresa ya se anunció que se les haría imposible hacer frente a la obra a la que se postularon. Por este motivo, la propia MSU debió tercerizar el trabajo, y la elegida fue General Electric, de quienes obtuvieron la experiencia y además la compra de tres turbinas que generaran 150MW cada una. Esta transacción, estuvo valuada en unos 450 millones de dólares.

El negocio inmobiliario entró en juego, luego de que MSU informara que existían inconvenientes para comenzar la obra en Tandil, ya que alegaron la falta de un terreno viable para dicho fin. Es por ello, que se realizó una operación de compra de un predio de 12 hectáreas (citado anteriormente) conocido como Estancia Santa Rita. Reiterando, que se adquirió por 800 mil dólares y muy por encima de los valores del mercado locales en lo que respecta a tasaciones inmobiliarias.

La compra fue hecha a la empresa Cabalgando S.A., que es dirigida por Luciana Blanco Villegas, prima del presidente Mauricio Macri.

A pesar de las quejas de vecinos y especialistas en salud y medio ambiente, la central de General Rojo ya fue construida y está pronta a iniciar sus actividades. Lejos de apoyar la generación de energías renovables, las obras públicas utilizan equipamiento que consume combustibles fósiles como petróleo, gas natural o carbón, es decir que serán centrales caras, obsoletas y altamente dañinas.

Dejar una respuesta