La senadora mendocina Pamela Verasay (Cambiemos) expresó que acompañará el reclamo junto con otros legisladores nacionales. “Queda bien decir que se prohíbe la difusión de las bebidas alcohólicas porque éstas, consumidas en exceso, son perjudiciales para la salud y afectan el buen comportamiento -argumentó-. Con este razonamiento reduccionista y poco elaborado, se podría pedir la prohibición de la publicidad de vehículos porque si el conductor viola las leyes de tránsito puede provocar una catástrofe.”

Su par Luis Petri (UCR) informó sobre la presentación de un proyecto de declaración para pedir a la Legislatura porteña que revea la norma. Se trata de la ley 5708, que fue impulsada por el Poder Ejecutivo de la ciudad a raíz de recomendaciones elaboradas por una mesa de diálogo sobre adicciones convocada después de la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp.

El decreto de reglamentación, firmado el mes pasado, reconoció “el valor económico y cultural” de la producción del vino y, en función de la declaración como bebida nacional (ley 26.870), exceptuó de la prohibición -que regirá por completo en mayo próximo- las publicidades de “eventos de degustación o cata, ferias gastronómicas, fiestas regionales y patronales, así como toda actividad que busque difundir las características culturales asociadas a la producción, elaboración y consumo de productos con entidad regional y sus tradiciones”. En cambio, no pueden promocionarse marcas específicamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here