Las cuentas públicas registraron en febrero un déficit financiero de 29.999,8 millones de pesos, lo que implica un incremento de 46 por ciento en forma interanual, según informó hoy el Ministerio de Hacienda.

En tanto, el resultado primario -previo al pago de intereses- mostró un desequilibrio de 26.746,8 millones de pesos, que representa un alza de 60 por ciento frente al mismo período del año pasado.

De acuerdo con la planilla oficial de Hacienda, con las cifras de febrero el resultado primario acumulado del primer bimestre mostró un rojo de 23.159,6 millones de pesos, un 45 por ciento por observado en el mismo período del año pasado.

A su vez, el resultado financiero alcanzó un déficit de 35.555,7 millones de pesos, un 56 por ciento superior al del acumulado enero/febrero de 2016.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne afirmó, sin embargo, que el “resultado primario del primer bimestre es consistente con nuestra meta trimestral de 58.500 millones de pesos para el primer trimestre”.

En un política que el gobierno nacional define como “gradualista”, el Ministerio de Hacienda fijó como objetivo reducir el déficit fiscal de 2017 a 4,2 por ciento del PBI, cifra que tendrá como ayuda adicional los ingresos por la última parte del blanqueo que vence el próximo 31 de marzo.

Dujovne enfatizó que el Gobierno sigue “reorientando el gasto público de acuerdo a nuestras prioridades. Destinamos cada vez más recursos en mejorar la infraestructura del país, con más obra pública, y la situación de aquellos sectores más vulnerable”.

Al respecto indicó que de “$ 4 nuevos que se han gastado en lo que va del año, $ 3 los destinamos a obra pública y prestaciones sociales” y agregó que “de a poco vamos gastando menos en subsidios económicos”.

El titular del Palacio de Hacienda detalló que “el gasto de capital creció 64 por ciento en relación a febrero del año pasado, destacándose el incremento en la construcción de viviendas sociales, escuelas y jardines, y transporte, como la ampliación de la red de autopistas y la mejora de los trenes”.

“En el mismo sentido, el gasto en prestaciones sociales creció 47 por ciento anual, el cual incluye el gasto en jubilaciones, que creció 49 por ciento, y la Asignación por Hijo y Familiares, que crecieron 66 por ciento”, subrayó Dujovne.

Dejar una respuesta