El intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, presentó una denuncia penal contra el titular de la Dirección Vialidad Nacional (DNV), Javier Iguacel, por presuntos delitos cometidos en la cancelación de obras en el municipio como represalia por la imposición de una tasa municipal a la constructora IECSA.

El escrito, que recayó en el juzgado federal N°9 a cargo del Luis Rodríguez, solicita que se investigue a Iguacel y al director de Asuntos Jurídicos del organismo, Ricardo Stoddart por negociaciones incompatibles con la función pública, abuso de autoridad y violación a los deberes de funcionario.

El asunto comenzó por una intimación de Vialidad Nacional al municipio para evitar el cobro de una tasa de división y mensura a IECSA (empresa que pertenecía al primo de Macri hasta su reciente venta a Marcelo Mindlin) por un tramo de la construcción de la autopista Pilar-Pergamino.

La tasa había sido aprobada por el Concejo Deliberante local con el voto del PJ y de los ediles de Cambiemos. El objetivo era que los 25 millones de pesos que se recaudarían fueran utilizados para construir 25 cuadras de asfalto. 

Según Durañona como castigo Iguacel ordenó bajar 2 convenios que Vialidad tenía con el municipio cuando a dicho organismo no le afectaba en nada la decisión autónoma de la comuna de imponer las tasas que estime convenientes.

La Dirección Nacional de Vialidad depende del ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich, quien a pesar de no haber sido mencionado en esta denuncia, suma varios problemas por la autorización a la low cost Avian, meses de después de comprarle MacAir a la familia Macri y suma cuestionamientos por la contratación de remolcadores extranjeros para los barcos de gas natural que importa la petrolera estatal Enarsa.

Dejar una respuesta