El juez Federal llevarán a cabo las indagatorias la semana próxima, mientras el 7 de abril será nuevamente el turno de Claudio Bustos, un contador de una de las empresas del empresario detenido Lázaro Báez, que fue citado a ampliar su declaración.

En su primer descargo ante Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo, Bustos reconoció haber firmado, por orden de Martín Báez, cheques a favor de Néstor Kirchner hasta octubre de 2010 por el alquiler de departamentos administrados por Los Sauces.

Los nuevos citados estarían vinculados con la firma de cheques investigados en la causa en la que ya fue indagada la ex presidenta, como así también sus hijos Máximo y Florencia, entre otros.

El lunes, el juez ordenó la realización de un nuevo peritaje contable de los alquileres percibidos “por año” por Los Sauces, y que se diferencie el porcentaje de ganancias correspondiente a los “alquileres comerciales” de los “de vivienda”.

Bonadio encomendó esta tarea al Cuerpo de Peritos del Poder judicial de la Nación Especializados en Casos de Corrupción y Delitos contra la Administración Publica, con la participación de los expertos ya designados, según consta el fallo al que accedió Télam.

La decisión se conoció un día antes de que se cumplieran los diez días hábiles para que el magistrado definiera la situación procesal de la ex mandataria, la última en presentarse a indagatoria, el pasado 7 de marzo.

En el caso Los Sauces se investiga si la ex familia presidencial cobró a distintos empresarios retornos de la obra pública a través del pago de alquileres a la inmobiliaria de los Kirchner.

Además de la ex presidenta y sus hijos Máximo y Florencia, en esta causa son investigados, entre otros, el detenido Báez y el empresario Cristóbal López, acusado de ser parte de un engranaje para malversar fondos públicos.

Dejar una respuesta