La Cámara de Diputados aprobó hoy por amplía mayoría y devolvió al Senado para su sanción definitiva el proyecto de ley para establecer la privación automática de la responsabilidad parental a progenitores que cometan femicidio entre otros delitos gravísimos que causen daños a sus hijos.

El proyecto aprobado en el recinto por 204 votos afirmativos, cero negativos y una abstención, agrega al texto recibido de la Cámara alta que la quita de la patria potestad se extenderá a casos de homicidio agravado, lesiones gravísimas y en situaciones de abuso sexual del menor.

A su vez, el dictamen consensuado por la mayoría establece la suspensión del derecho parental en los casos antes mencionados mientras dura el procesamiento del acusado.

Asimismo se fijó, entre los cambios realizados sobre tablas, que en los casos de las mujeres que hayan sido víctimas de violencia de género y actúe en legítima defensa se les mantendrá el derecho de la patria potestad.

La modificación de los artículos 700 y 702 del Código Civil y Comercial apunta a evitar que se repitan experiencias como la de Rosana Galeano, madre de dos niños que fue asesinada por un sicario contratado por su ex marido y su suegra quienes, después de cumplir condena por homicidio agravado por el vínculo, recibieron la tenencia de los menores.

De hecho, el hermano de Galeano y “La casa del encuentro”, una asociación civil abocada a combatir el femicidio, impulsaron la modificación de la ley actual.

El presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky (PRO), como miembro informante del dictamen de mayoría –hubo uno de minoría-, destacó que “lo que estamos haciendo es sacarlo (al niño) de ese ámbito donde se está criando con la persona que asesinó a su madre”.

Lipovetzky agregó que en casos de femicidios, las víctimas no son solamente las mujeres, sino que los hijos son las víctimas colaterales”.

Por su parte, Alejandra Martínez (UCR) apoyó el proyecto con el argumento de que “la cuestión de la pérdida de la responsabilidad parental está en el Código Civil y para aplicarlo hay que iniciar un juicio que lleva largos años y se produce la revictimización de los niños y niñas que pierden su madre”.

La diputada citó que los cambios realizados por Diputados al texto también fueron acordados con la senadora Marina Riofrío (PJ-FPV), presidenta de la Banca de la Mujer, quien se comprometió a aceptarlos en la sanción definitiva.

Para ampliar la figura, Diputados cambió del texto enviado por el Senado el término de femicida por el del progenitor para contemplar situaciones de mujer que mata hombre, una igualdad que encontró resistencia en el recinto, por ejemplo, de Soledad Sosa, del Frente de Izquierda, Araceli Ferreyra (Peronismo para la Victoria) y Victoria Donda (Libres del Sur).

Por el FPV-PJ, Analía Rach Quiroga, expresó el apoyo de su bloque al proyecto y agradeció al oficialismo “que se hayan atendido nuestra propuesta” de incorporar el abuso sexual del niño como causal de quita automática de la responsabilidad parental.

En tanto, Carla Pitiot (FR-UNA) marcó que “lo que estamos protegiendo es el derecho de la niñez” e Ivana Bianchi (peronista de Compromiso Federal) exhibió el contrasentido de que la ley actual busque “la reinserción forzada” del niño con el padre agresor.

Dejar una respuesta