Ni en una película se vio algo igual. Con un verdadero arsenal, que incluía granadas, bombas y fusiles, al menos 30 delincuentes asaltaron la sede que la empresa Prosegur tiene en Ciudad del Este, del lado paraguayo de la triple frontera, y se llevaron –según las primeras versiones– un botín de 40 millones de dólares.

Los delincuentes directamente volaron una parte del edificio y mataron a un policía.

El violento asalto comando empezó cerca de las 0.30 de este lunes. Los delincuentes se enfrentaron con la policía y mataron a un efectivo del Grupo Táctico de Operaciones (GEO), que fue identificado como Sabino Ramón Benítez.

La banda incendió al menos 15 autos para distraer a los efectivos y cubrir su huida. Según el diario ABC Color, se cree que los delincuentes son brasileños. Tras el ataque a la empresa, el enfrentamiento se trasladó luego frente a la Jefatura de Policía.

Juan Fernández, jefe de Policía de Alto Paraná, dijo que se está haciendo un rastrillaje en la zona. “Estamos levantando evidencias. Aproximadamente cuatro bombas se encontraron alrededor de Prosegur, estamos buscando más. Creo que cuando entremos tenemos que estar pendientes del arqueo de la gente de Prosegur, en uno o dos días tendremos el monto que se robó”, dijo el comisario Richard Vera, jefe de Homicidios de la policía de Ciudad del Este.

Dejar una respuesta