Este martes a última hora de la noche un grupo de funcionarios del Gobierno nacional finalmente aprobaron un préstamo por $ 450 millones a la cooperativa láctea SanCor, según pudo averiguar LPO con diversas fuentes que participaron de las negociaciones.

El esperado préstamo fue autorizado por los integrantes del Comité Ejecutivo del Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (FONDEAR). Se trata de un programa del Ministerio de la Producción tendiente a destinar créditos a Pymes de sectores estratégicos con tasa bonificada.

El decreto 606/2014 determina que el FONDEAR está compuesto, además del Ministerio de la Producción, por autoridades de las carteras de Agroindustria, Ciencia y Tecnología, Jefatura de Gabinete, Economía y Finanzas y, finalmente, por el Banco Nación.

Según se supo, la principal traba para otorgar el crédito a SanCor se encontraba en la entidad bancaria que conduce Javier González Fraga, en donde, hasta último momento, había dudas de salir al rescate de la emblemática cooperativa láctea.

El tema es que, después de largas discusiones en el seno del gabinete macrista, la orden de Mario Quintana y Gustavo Lopetegui fue asistir financieramente a SanCor para que frene los despidos y hasta que consiga un comprador del exterior durante los próximos seis meses.

Es que, con los $ 450 millones prestados a una tasa del orden del 14% anual, las autoridades de SanCor se aseguran al menos por un semestre el pago de salarios a los 4 mil empleados y las liquidaciones a los tamberos que aún remiten leche a la firma.

Por su parte, la empresa y el gremio ATILRA se comprometieron a reestructurarse refinanciando deudas internas, salarios (que se ubican en un promedio de $ 70 mil por mes) y ofrecer retiros voluntarios a aquellos empleados que estén cerca de jubilarse.

Cabe mencionar que hasta el momento la empresa continúa con actividades paralizadas en sus plantas de Charlone (Buenos Aires), Centeno (Santa Fe) y Coronel Moldes (Córdoba) con un esquema de “jornada libre” y el pago de una suma fija.

Así fue como las autoridades de SanCor lograron convencer al Comité Ejecutivo del FONDEAR que anoche sesionó con mayoría simple a partir de la presencia de representantes de cuatro de los siete ministerios y entidades estatales que lo integran.

De todas maneras, en el Banco Nación se quedaron preocupados porque la cooperativa es inviable económica y financieramente dado que posee deudas por más de $ 6 mil millones, mientras que, solo con el Estado, la deuda, con el nuevo préstamo, asciende a $ 900 millones.
“No nos queda otra alternativa que salvarla por lo emblemática que es”, reconocen en la Casa Rosada. De hecho, tal era el grado de preocupación, que la entidad bancaria estatal le exigió a la firma que presente garantías antes de aprobar el nuevo préstamo por $ 450 millones.
En este contexto, las autoridades de SanCor estaban conformes porque con el crédito, de alguna forma, compraron tiempo para seguir negociando en condiciones más normales la venta de la cooperativa a las firmas Lactalis (Francia) y Lala (México).

Dejar una respuesta