Una mujer de 53 años fue asesinada a puñaladas en Tucumán por su marido, de 63, un policía retirado, que poco después se entregó en una comisaría.

El hecho se produjo alrededor de las 4 de este domingo durante una fuerte discusión que mantuvieron Julio Olivera y su mujer, Silvia Morales.

Fuentes de la causa dijeron a la prensa local que el hombre, quien se retiró de la Policía de Tucumán en 2003 con el cargo de suboficial mayor, se presentó cerca de las 6 en la comisaría novena de la capital provincial y aparentemente confesó haber asesinado a su mujer.

La pareja vivía en pasaje Japón 32 del barrio Crucero Belgrano de San Miguel de Tucumán y, según habría dicho Olivera ante la policía, todo se inició cuando él cruzó a la casa de su hija que vive enfrente de su domicilio.

Entonces, según esa versión, llegó hasta allí Morales, que aparentemente regresaba de una fiesta y ambos mantuvieron una fuerte discusión.

El portal Periódico Móvil de Tucumán reveló que en el acta policial consta que Olivera aseguró que en medio de la discusión tomó un cuchillo de carnicero y le dio ocho puñaladas a Morales.

Además, testigos aseguraron que la mujer intentó escapar pidiendo auxilio a los gritos a sus vecinos, pero fue alcanzada por Olivera. El cadáver quedó tendido en la vereda de la casa de la pareja.

El hombre, al presentarse ante la comisaría novena, llevó el arma con la que, dijo, cometió el asesinato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here