Después de varias charlas que mantuvieron durante el último año, Alberto Fernández aceptó sumarse al espacio de Randazzo pero le pidió tiempo para poder ordenar su situación personal en el PJ de la Capital Federal, donde había desembarcado en los últimos meses buscando ser candidato a diputado.

La llegada al espacio del ex ministro, no invalida sus intenciones de ser candidato a diputado nacional por la Capital Federal. Según Infobae, en los próximos días aparecerán en la vía pública carteles con su cara, que marcarán el inicio de su campaña electoral para ser legislador.

El ex ministro del Interior le pidió a Fernández que tenga participación en el armado electoral y en las decisiones políticas del espacio. Su llegada al randazzismo no se había oficializado antes porque el propio Randazzo no estaba decidido a ser candidato. Pero en las últimas semanas, el “Flaco” decidió elevar su exposición y mostrarse con dirigentes políticos, sindicales y sociales. Una señal clara de que competirá en unas posibles PASO.

Randazzo y Fernández compartieron años de gestión durante el primer mandato de Cristina Kirchner, cuando Florencio era ministro del Interior y Alberto ocupaba la jefatura de Gabinete. El primero siguió formando parte de los gobiernos de Cristina mientras que el segundo dejó su lugar luego del conflicto entre el gobierno y el campo a mediados de 2008.

Alberto Fernández ocupó la jefatura de Gabinete desde mayo de 2003 hasta julio de 2008, cuando decidió presentar su renuncia al cargo. Su lugar lo ocupó Sergio Massa, quién en ese momento era intendente de Tigre.

En el 2013, Fernández se sumó al Frente Renovador formado por el tigrense. Dos años después, se convirtió en el jefe de campaña de la candidatura presidencial de Massa. En el inicio del 2017, decidió abocarse a la reconstrucción del peronismo desde la Capital Federal y participó del lanzamiento de un nuevo espacio llamado “Reencuentro Peronista”. Este martes, concretó su llegada al espacio que impulsa la candidatura a senador de Florencio Randazzo.

En los últimos años, Fernández se mostró muy crítico del kirchnerismo. En particular, apuntó contra la conducción y las decisiones de Cristina Kirchner. “Hizo un gobierno muy ineficiente. Ocultó la realidad. En su última etapa es muy difícil encontrar algo bueno en su gestión”, aseguró sobre la gestión de la ex mandataria.

Dejar una respuesta