La ex presidenta Cristina Kirchner volverá este martes a los Tribunales Federales de Comodoro Py pero, en esta ocasión, para declarar como testigo en una causa que investiga al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, y al juez federal Claudio Bonadío, por el pago de la operatoria de dólar futuro.

La ex mandataria concurrirá a los tribunales del barrio porteño de Retiro un día antes de partir hacia Europa, adonde fue autorizada a viajar por la Justicia -tanto por Claudio Bonadio como por Julián Ercolini, quienes le habían prohibido la salida al país en dos de las causas en las que se encuentra procesada- hasta el próximo 19 de Mayo, lapso en el que participará de distintas actividades políticas en varias ciudades.

Cristina fue citada para mañana a las 10 por el fiscal federal Jorge Di Lello, quien preparó un cuestionario de una decena de preguntas orientadas a saber por qué se tomó la decisión política de implementar la venta del dólar futuro al final del kirchnerismo, si ella sabía cómo era la operatoria y cómo se implementó, entre otros aspectos, según adelantaron a Télam fuentes judiciales.

Cristina ya está procesada y enviada a juicio oral en la causa judicial que investigó la venta de dólar futuro al final de su gobierno, en una decisión tomada por el juez federal Claudio Bonadío.

Pero ahora fue convocada como testigo en la llamada “contradenuncia”, hecha por un grupo de legisladores del Frente para la Victoria para investigar supuestos beneficios obtenidos con esa operatoria, por la devaluación dispuesta en el gobierno de Mauricio Macri.

Esta denuncia se presentó en abril del 2016, el mismo día en Cristina concurrió a los tribunales para ser indagada por Bonadïo, quien luego la procesó y la envió a juicio oral.

Como ya es habitual cuando se prevé la concurrencia de la ex mandataria, los tribunales amanecerán con un fuerte operativo de custodia y la ex presidenta ingresará por una puerta lateral para dirigirse al quinto piso, sede de la fiscalía de Di Lello.

Esta causa judicial se inició a partir de una denuncia de un grupo de legisladores del Frente para la Victoria que acusaron al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, y al juez federal Claudio Bonadío, por supuesta defraudación en operaciones con el dólar futuro.

Los denunciantes argumentaron que el pago de esa operatoria fue avalada por Bonadio en respuesta a un pedido de autorización que le formulara el presidente del Banco Central.

Con esa información, los denunciantes sostuvieron que Bonadio y Sturzenegger pudieron haber frenado una operatoria considerada “irregular” por la Justicia, por lo que los acusaron de haber favorecido el delito por el cual fue procesada la ex presidenta.

La causa quedó radicada en el juzgado federal de Sergio Torres, quien delegó la investigación en Di Lello.

La denuncia había sido presentada por los legisladores kirchneristas Héctor Recalde, Juliana Di Tullio, Nilda Garré, Diana Conti, Teresa García, Carlos Kunkel, Luis Cigogna, Carlos Moreno, Marcos Cleri y Rodolfo Tailhade.

En la causa ya declaró como testigo el ex ministro de Economía del kirchnerismo, Axel Kicillof, también enviado a juicio oral por Bonadío en la otra investigación por la venta del dólar futuro.

La ex presidenta está procesada como supuesta jefa de una asociación ilícita en la causa Los Sauces y también en la que investiga el direccionamiento de la obra pública a favor del detenido Lázaro Báez en Santa Cruz.

Además ya fue enviada a juicio oral en la causa que investigó la operatoria de venta de dólar futuro y que estuvo a cargo del juez federal Claudio Bonadío.

Dejar una respuesta