Todo comenzó con el análisis de una rara enfermedad genética y mediante el estudio de la se cree haber dado con una cura la calvicie y para las canas, que los investigadores descubrieron en el camino los mecanismo que originan ambas condiciones en el cabello.

“ En primera instancia se inició este esfuerzo por entender cómo se forman ciertos tipos de tumores, de esta manera fue como terminamos involucrados en el tema de por qué el cabello se vuelve gris y descubriendo la identidad de la célula que da directamente la pigmentación al cabello”, determinó Lu Le, abanderado del proyecto.

En la Universidad de Texas Southwestern en Dallas (EE. UU.) un grupo de científicos se propusieron investigar el trastorno conocido neurofibromatosis tipo 1 (NF1), condición genética que da creciemiento a los tumores en los nervios. La finalidad de este proceso era medir los mecanismos detrás del crecimiento tumoral en NF1. Pero de allí surgió fue el descubrimiento de los procesos responsables de la pérdida del cabello y del envejecimiento, lo que desencadenaría importantes resultados que son claves para el desarrollo de nuevos tratamientos para los mismos.

Una proteína llamada KROX20 -conocida por su función en el desarrollo de los nervios- se activaba en las células de la piel que forman los cabellos, esto se determino en este proceso. Así, cuando KROX20 se activa, las células progenitoras del cabello producen SCF, crucial para la pigmentación del cabello, y al tener ausencia de las células productoras de KROX20, genera la calvicie.

Este para muchos puede ser el normal y continúo correr del tiempo mientras que para otros puede llegar a ser algo angustioso y agobiante a nivel psicológico.

Dejar una respuesta