Corea del Norte efectúo en la jornada de ayer un nuevo ensayo balístico. Cerca de las 6 de la tarde (hora Argentina), un misil fue lanzado desde la ciudad norcoreana de Wonsan. Según los datos registrados el proyectil cayó en aguas del Mar de Japón.

No es el primer ensayo que realiza Corea del Norte en este 2017. El pasado 21 de mayo ya se había incurrido en la práctica, sumando en total nueve ejercicios similares.

El Estado Mayor Conjunto surcoreano precisó que se trata de un misil de tipo Scud, mientras que el Gobierno de Tokio indicó que cree que recorrió 450 kilómetros, voló a una altitud máxima de 560 kilómetros en dirección este y pudo caer en aguas de la Zona Económica Especial de Japón, espacio que se extiende a unos 370 kilómetros desde las costas de ese país.

Por su parte, el mandatario surcoreano, convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional para tratar el tema, según informó la agencia Yonhap, que fue citada por la agencia EFE.

Mientras que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, afirmó que “no se pueden tolerar las repetidas provocaciones de Corea del Norte que desafían las advertencias de la comunidad internacional”.

Abe expresó en declaraciones a los medios locales su disposición a cooperar con la comunidad internacional, incluidos Estados Unidos y Corea del Sur, para hacer frente a estos desafíos de Pyongyang, consignó la cadena pública NHK.

En el lanzamiento anterior del 21 de este mes, Corea del Norte aseguró que probó un nuevo tipo de proyectil, el Pukguksong-2, y apenas una semana antes, el 15 , Pyongyang lanzó el Hwasong 12, otro nuevo proyectil de medio alcance que mostró importantes avances de cara al desarrollo de un misil intercontinental con cabeza nuclear.

Dejar una respuesta