Con los días contados de cara al cierre de las listas para los que serán las PASO en una primera instancia, y las Generales en una segunda y definitiva. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, arremetió contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y contra Alberto Fernández.

Massa, que hace tiempo decidió “ir por afuera” del peronismo, calentó aún más el escenario político de Buenos Aires.

Al ser consultado sobre el lanzamiento de Cristina Kirchner como virtual candidata, el líder del Frente Renovador analizó que responde a que “muchos en el kirchnerismo necesitan fueros”. La frase alude a las causas judiciales que amenazan a la ex Presidente y a otros integrantes de su gobierno.

“Nosotros no necesitamos entramparnos en la discusión entre quienes necesitan fueros y quienes quieren el presente de frustración de los argentinos. Hay hay una doble desilusión en los argentinos: el cambio que no fue y que eso sea reemplazado por el regreso del pasado”, aseguró Massa en diálogo con radio Mitre.

El diputado nacional que aún no confirmó si buscará renovar la banca en las elecciones de este año, también cuestionó al ex ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien se perfila como rival de Cristina Kirchner en las primarias del PJ: “Algunos se abrazan a la idea de las internas y eso es una forma de amontonar; yo no me veo en una interna dirimiendo liderazgos con La Cámpora”.

Con estas expresiones, Massa se aleja aún más de la idea de un acuerdo “amplio” de todas las expresiones peronistas. El ex intendente de Tigre presentó la semana pasada su alianza con Margarita Stolbizer, espacio desde el cual planean competir en octubre contra el PJ tradicional y contra Cambiemos, que aún no ha dado pistas claras sobre los nombres que llevará en su boleta.

Mañana Alberto Fernández, jefe de campaña de Randazzo, anotará formalmente a “El Flaco” en las primarias del PJ con la presentación de avales. El trámite representa un desafío a CFK, que insiste con la idea de unificar al peronismo sin recurrir a las internas.

Hasta hace unas pocas semanas, Fernández era integrante del Frente Renovador, sin embargo Massa parece no haberse quedado con un buen recuerdo de su ex socio político: “No era importante, no formaba parte de mis equipos, no estaba en la conducción del partido”. El punto de quiebre fue la visita del ex ministro de Néstor Kirchner a Milagro Sala, quien se encuentra detenida en Jujuy. “Para nosotros Milagro Sala es sinónimo de violencia y corrupción”, sintetizó Massa.

Dejar una respuesta