Hielo combustible, dos palabras que los que hablan de vaciar Vaca Muerta no saben que existe. China anunció la semana pasada que, por primera vez, logró extraer cantidades considerables de una sustancia semejante al hielo bajo el Mar Meridional de China que muchos consideran clave para los suministros energéticos del futuro.

Las autoridades de ese país calificaron la extracción de este “hielo combustible” como un gran avance.

Y, de hecho, lo es: extraer este hielo -algo que también están intentando Estados Unidos y Japón- es una tarea extremadamente compleja.

¿Pero qué es exactamente esta sustancia y por qué se la considera clave como fuente de energía global en el futuro?

“Parecen cristales de hielo, pero cuando mirás más de cerca, a nivel molecular, se ven las moléculas de metano encerradas dentro de las moléculas de agua”, le explica a la BBC Praven Linga, profesor del Departamento de Ingeniería Química y Biomolecular de la Universidad Nacional de Singapur.

Oficialmente conocidos como hidratos o clatratos de metano, se forman a temperaturas muy bajas, en condiciones de presión elevadas.

Pueden encontrarse en sedimentos bajo el lecho marino así como también bajo el permafrost, en tierra.

A pesar de la temperatura gélida, estos hidratos son inflamables. Si le acercas un encendedor, el gas encapsulado dentro del hielo hará que se forme una llama.
Por esta razón también lo llama hielo de fuego.

Cuando se reduce la presión o se eleva la temperatura, los hidratos se descomponen en agua y una gran cantidad de metano.

Un metro cúbico de esta sustancia libera cerca de 160 metros cúbicos de gas. Esto quiere decir que es un combustible de gran intensidad energética.

El problema, sin embargo es que extraer este gas es extremadamente difícil y es un proceso que consume mucha energía.

Países pioneros
Los hidratos de metano fueron descubiertos en el norte de Rusia en los años 60, pero no fue sino hasta 10 o 15 años más tarde que se empezó a investigar cómo extraer el gas de los sedimentos marinos.

Japón, debido a la carencia de fuentes de energía naturales, fue pionero en este campo. Otros países líderes en la exploración del hielo combustible son India y Corea del Sur, que tampoco tienen reservas propias de petróleo. Mientras Estados Unidos y Canadá también son activos en este sentido, el foco de sus exploraciones ha sido en los hidratos de metano bajo el permafrost en el norte de Alaska y Canadá.

Futuro
Si bien es cierto que el éxito de China es un avance importante, es solo un paso en un largo camino, afirma Linga.

“Es la primera vez que los índices de producción son realmente prometedores”, dice. “Pero se cree que recién para 2025, como muy temprano, podremos considerar realistas las opciones comerciales”.

Según medios chinos, en la región de Shenhu, se lograron extraer un promedio de 16.000 metros cúbicos de gas de elevada pureza por día.

Pero Linga aclara que cualquier empresa de explotación debe encararse con un cuidado extremo, para evitar daños al medioambiente.

El peligro potencial es que el metano se escape, y eso podría tener consecuencias graves para el calentamiento global, ya que se trata de un gas con un impacto potencial sobre el cambio climático mucho más elevado que el dióxido de carbono.
El truco está en extraerlo sin dejar que se escurra.

Dejar una respuesta