OCA, la empresa postal privada más grande del país, atraviesa una crisis desde hace varios meses cuyo punto clave fue en noviembre pasado cuando Patricio Farcuh, dueño de la empresa, fue expulsado debido a desmanejos financieros por gente relacionada con Hugo Moyano y el gremio de Camioneros que ahora comanda su hijo Pablo.

Farcuh llegó esta mañana a la calle La Rioja 300, en el barrio de Balvanera, con un despliegue de más de 100 gendarmes que rodearon la zona hasta horas de la tarde. Todo el operativo se desarrollaba ante la atónita mirada de los empleados.

El delegado de OCA Fabio Salvatierra ante esto expresó: “Hacemos responsable al Ministerio de Seguridad y al Gobierno de lo que nos pueda pasar a los 7500 trabajadores directos de OCA y a los 5000 o 6000 tercerizados. El destino de nosotros depende de los que toman las decisiones de defender a un ladrón, que vació la empresa, con semejante despliegue”. 

Moyano se había comprometido a regularizar las deudas de la empresa ante AFIP y pagar los sueldos que Facuh no podía abonar, no llegaba a pagar el 70% de los salarios.

Según informaron desde el gobierno quien intenta mantenerse afuera del conflicto argumentando que es una empresa privada que no necesita intervención, Moyano no cumplió con su promesa.

OCA aún no abonó el plan de pagos de $2000 millones que hizo con AFIP, tampoco pagó impuestos los impuestos corrientes por lo que la deuda alcanza un total de $3200 millones.

Dejar una respuesta