Un atacante se inmolo y asesinó hoy, en nombre del Estado Islámico (EI), a un hombre y tomó como rehén a una mujer, luego rescatada, en la ciudad australiana de Melbourne, y luego fue muerto por la Policía en un tiroteo.

El atacante había negociado con la policía dejar el departamento en el que estaba atrincherado, pero salió disparando a las fuerzas de seguridad.

Antes, se había comunicado por teléfono con la emisora TV Channel Seven News de Melbourne, para decir que actuaba “en nombre de Al Qaeda y del Estado Islámico”, consignó la agencia Ansa.

El hecho ocurrió en las cercanías del hotel en el que está alojada la selección argentina de fútbol, con el astro Lionel Messi, antes de su partido del viernes ante Brasil.

El EI reivindicó el ataque, informó Site, el portal que sigue la actividad de grupos terroristas, citando a Amaq, la agencia de noticias de los yihadistas.

“El ataque de Melbourne, Australia, ha sido realizado por un soldado del Estado Islámico en respuesta al llamamiento a atacar a sujetos de los estados de la coalición”, añadió el grupo yihadista a través de un comunicado publicado por Amaq.

En tanto, Australia, firme aliada de Estados Unidos y su campaña contra el Estado Islámico en Siria e Irak, está en estado de alerta desde los ataques perpetrados por milicianos nacidos en el país que regresan de combatir en Oriente Medio.

El comisionado de policía de Victoria Graham Ashton sostuvo en una conferencia de prensa que el hecho era tratado “como un acto de terrorismo”. El hombre armado fue identificado por la policía como Yacqub Khayre.

Dejar una respuesta