Centenares de personas se concentraron hoy frente a los tribunales de Comodoro Py, donde tienen sus oficinas los jueces que investigan las principales causas de corrupción, en reclamo de una Justicia independiente. La movilización comenzó en medio del acto de presentación del nuevo frente electoral “Unidad Ciudadana” de la ex presidenta Cristina Kirchner.

Frente al edificio, sin personalidades políticas a la vista, la gente reunida insultaba a los jueces, que no estaban presentes. La marcha se produjo en pleno feriado y con los tribunales vacíos.

La convocatoria no fue multitudinaria como la realizada el 1 de abril en la plaza de Mayo, ya que un amplio sector de votantes independientes, avizoraron el uso político que le daría Cambiemos a esta convocatoria frente a los tribunales y decidieron no concurrir a la movilización. No es que la gente no quiera el juicio y castigo de los corruptos, sino que no quiere formar parte de la maquinaria electoral.

“No tienen huevos”, gritaban sucesivamente. Mientras que Cristina Kirchner realizaba su acto político en el estadio Arsenal en Sarandí, los manifestantes exigían que la ex mandataria fuera a la cárcel.

Sin banderas partidarias, solo banderas argentinas, los presentes vivaban al fiscal José María Campagnoli y pedían que la procuradora general de la Nación renunciara. “Fuera Gils Carbó”, repetían incansablemente. Los cantos contra jueces y fiscales se alternaron con el Himno Nacional.

La diputada y jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió , apoyó la movilización desde su cuenta de Twitter. La organizadora es su mano derecha y secretaria de Educación del Municipio de Pilar, Marcela Campagnoli, hermana del fiscal José María Campagnoli.