El radicalismo decidió este martes cerrar filas para reclamarle a sus socios del PRO “una mayor representación” dentro de Cambiemos y un “equilibrio” en el armado de las listas, con el objetivo de “mantener” las bancas que actualmente tiene en el Congreso, en medio de un clima cargado de tensión.

Durante una reunión a puertas cerradas, las autoridades partidarias, senadores y diputados nacionales encararon por casi cuatro horas un “debate” con “opiniones divergentes” y se dejaron planteadas las “diferencias” internas entre aquellos que insisten en armar listas de consenso -como plantea el presidente Mauricio Macri- y aquellos que advierten de la pérdida de protagonismo y se quejan de que el PRO “elige” a sus candidatos.

Pese a las diferencias, hubo consenso entre los dirigentes del centenario partido para exigirle a sus socios del macrismo que respeten el número de bancas que la UCR pone en juego en estas elecciones legislativas.

El radicalismo pone en juego en estas elecciones 24 de sus 38 diputados nacionales, por lo que endurecerá en especial su postura en los distritos Santa Cruz, La Rioja, Mendoza y Córdoba para no ceder sus bancas, pese a los pedidos del PRO para ubicar en puestos expectantes a sus candidatos en esas provincias.

“Hubo un repaso de todas las provincias, tenemos la vocación de consolidar Cambiemos y queremos también tener la mayor representación posible” de cara a las próximas elecciones, aseguró el presidente del Comité Nacional de la UCR, José Corral y admitió que “hay una tensión natural por el cierre de listas” pero dijo que “en la mayoría de las provincias hay acuerdo como pidió el Presidente”.

En declaraciones a la prensa, entre ellos DyN, Corral señaló que “el radicalismo tiene una posición unificada para mejorar la representación del partido dentro de Cambiemos” y agregó que “la UCR liderará los dos tercios en Diputados porque va a encabezar la mayoría de las listas, queremos mantener el mismo número de la elección de 2013”.

En una posición más dura, el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, criticó que el partido “no tuvo la participación necesaria en el marco de la coalición de gobierno” y reclamó a sus autoridades “asumir una vocación de poder en serio”.

En vista a las elecciones, Sappia subrayó que “hubo coincidencia en reclamar una mayor participación para la UCR, esto es achacable también a la actual conducción partidaria” y agregó que “Cambiemos es una coalición electoral que funcionó en el Congreso pero que no es de Gobierno”.

“La UCR necesita tener un protagonismo en las decisiones que hasta acá no tuvo”, dijo el cordobés y afirmó que “cada partido debe renovar las bancas que se ponen en juego y sumar equitativamente, no deben haber socios mayoritarios ni minoritarios, deben haber socios igualitarios en Cambiemos”.

En ese sentido, remarcó que “deben haber PASO sobre todo en Córdoba, mi provincia” donde el PRO quiere encabezar la nómina con Héctor Baldassi y que el radicalismo ubique a dos mujeres en lugar del diputado Diego Mestre, por lo que advirtió a sus socios del PRO que “no puede haber imposiciones”.

De la reunión participaron el jefe de la bancada de diputados, Mario Negri; los diputados nacionales Mario Barletta, Ricardo Alfonsín, Carla Carrizo, Mestre, Miguel Bazze, Eduardo Costa; los senadores Silvia Giacoppo (Jujuy), Silvia Elías de Pérez (Tucumán), Luis Naidenoff (Formosa), entre otros.

“Los gobernadores tienen sus razones para ceder bancas al Gobierno”, reconoció un legislador que asistió al encuentro como es el caso de Jujuy en donde el PRO le pidió al mandatario Gerardo Morales ubicar a un dirigente amarillo dentro de los dos primeros lugares y de este modo, la UCR perdería allí una banca.

Si bien hubo fuertes críticas tanto hacia la conducción del partido como hacia el PRO -en la voz de los diputados Alfonsín y Carrizo por el “veto” a la candidatura de Martín Lousteau-, los correligionarios ratificaron su pertenencia en Cambiemos.

“Se repasó la situación del partido, no sólo el tema listas. Se habló de las elecciones en Corrientes y los triunfos en Resistencia y Roque Sáenz Peña. Todos ratificamos Cambiemos, pero el radicalismo debe salir fortalecido de esta coalición”, aseguraron fuentes cercanas a Negri.

Por tal motivo, las mismas fuentes dijeron a DyN que la UCR coincidió en reclamarle al PRO “que haya equilibrio” en el armado de las listas porque, subrayan, el rol del centenario partido “fue lo que permitió que Cambiemos funcionaria como coalición parlamentaria durante un año y medio”.

Por su parte, el senador Naidenoff pidió “no mirarse el ombligo” y tener “actitudes responsables a la hora de armar una lista” porque forman “parte de una coalición de gobierno”, al tiempo que aseguró que entre los socios de Cambiemos existe “una lógica de disputa de intereses” en torno al armado de listas.

Dejar una respuesta