El kirchnerismo explicitó este jueves su estrategia de conformar un frente electoral por fuera del PJ para excluir al ex ministro del Interior Florencio Randazzo e impedirle la participación en las PASO, mientras el ex funcionario ratificó su desafío a la cúpula partidaria y prepara para este viernes el lanzamiento interno de su espacio.

Randazzo ratificó que competirá en las primarias del justicialismo bonaerense, al asegurar que no existe “ninguna posibilidad” de que el FpV lo deje afuera de esa contienda.

En ese marco, advirtió que sería “una locura que un grupo de trasnochados” quiera expulsarlo del peronismo “para defender los intereses de unos pocos”, en referencia a La Cámpora y al núcleo referenciado en la ex presidenta Cristina Fernández.

Desde el kirchnerismo, que actúa en tándem con el PJ Bonaerense, el intendente de Moreno, Walter Festa, advirtió que la ex mandataria “va a ser candidata por un nuevo frente, el Frente Ciudadano para la Victoria, que tiene una constitución legal que llama a la unidad, pero significa una lista única y ponernos de acuerdo en 15 puntos programáticos”.

En declaraciones a radio Caput, Festa señaló que si Randazzo “quiere competir, tendrá que ir por otra lista o, si quiere ser parte de este frente, calculo que será bienvenido”.

En tanto, el jefe del PJ Bonaerense, Fernando Espinoza, solicitó a las líneas internas “presentar una lista de unidad” como “la mejor estrategia posible” para “frenar el ajuste”. En un “comunicado oficial”, Espinoza expresó que “hay que ponerle un límite” a Cambiemos, al plantear que “las alternativas no pueden ser siempre a costa del sacrificio, el trabajo y la salud de los que menos tienen”.

Al respecto, explicó que la estrategia propuesta “no se trata de capricho o sectarismo”, tras lo cual utilizó el ejemplo de Cambiemos: “Así lo entienden también la Capital Federal y otras provincias. Sobre todo de parte de la coalición gobernante, que comparte la idea de excepcionalidad del caso”. Sin mencionar a Randazzo, solicitó no agotarse en “discusiones y enfrentamientos tan personalistas como estériles” y pidió a “aprender de la experiencia de 2015, entender el momento y actuar en consecuencia”.

Por su parte, Randazzo presentará este viernes su frente electoral ante su núcleo de dirigentes, en un acto cerrado que se llevará a cabo a las 10.30 en el Hotel NH City, a metros de Plaza de Mayo.

En ese mitín, que tendrá entre sus oradores al jefe de campaña del espacio, Alberto Fernández, y el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, el ex funcionario dará a conocer el “nombre y los colores” de la plataforma con la que pretende competir en las PASO del PJ.

Por el mismo espacio, el ex presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez aseguró que el kirchnerismo busca “proscribir” a Randazzo y dijo que “atrasaría a la vida del peronismo” que finalmente no se realizaran las PASO.

Al rechazar la compulsa interna, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, otro de los habituales voceros del FpV, consideró que “no tiene sentido” que Fernández de Kirchner se ponga a “debatir con un empleado”, en alusión a Randazzo.

“Con la legitimidad y apoyo que tiene Cristina no tiene sentido”, afirmó Ferraresi, quien también cuestionó a Alberto Fernández porque “es el mismo que en la Ciudad de Buenos Aires brega por la unidad”, por lo que esa postura resulta “medio contradictoria”, dijo en diálogo con FM Blue.

Dejar una respuesta