Los trabajadores de la línea 60 de colectivos se encuentran de paro, por motivos de protesta ante los despidos y suspensiones que han ocurrido en la empresa. Esta medida afecta a miles de pasajeros que se trasladan en la línea que une a la Ciudad con el norte del Conurbano (San Isidro, Escobar, etc).

Los trabajadores de la línea 60 de colectivos iniciaron esta mañana un paro en todo el servicio debido a la efectivización del despido de 10 empleados, luego de que venciera la conciliación obligatoria dictada días atrás por el Ministerio de Trabajo.

Esteban Simonetta, delegado gremial de esa línea, adelantó que la medida se extenderá, al menos, hasta el mediodía, cuando realizarán una asamblea general para definir los pasos a seguir.

“La empresa se niega a continuar con la mesa de negociación, desde el lunes nos declaramos en estado de alerta, y hoy se hizo efectivo el despido de esos 10 trabajadores al no dejarlos entrar a trabajar”, contó el sindicalista en declaraciones radiales.

El conflicto comenzó el año pasado con la muerte del mecánico David Ramallo, de 35 años, mientras arreglaba una unidad en el taller de la nueva terminal del barrio porteño de Barracas.

Desde ese momento, los trabajadores iniciaron un reclamo por mayores medidas de seguridad, a lo que la empresa, según explicó Simonetta, respondió con el despido de 10 empleados, entre técnicos y choferes, y la suspensión de otros 20.

Dejar una respuesta