Los investigadores del MIT desarrollaron un nuevo material a base de hidrogel que podría usarse para hacer preservativos más seguros, cómodos y resistentes. De esta manera, aplicando una gran cantidad de agua a la goma, el látex y la silicona, prometen revolucionar el mercado de los condones.

Entre sus particularidades, se puede destacar que ayudan a reducir la fricción y la incomodidad que les ocasiona a algunas personas. También, podría llegar a ser revestido con una capa de medicamentos para tratar la alergia al látex. 

“Demostramos que el hidrogel tiene el potencial de reemplazar a los elastómeros comunes. Tenemos un método para integrar geles con otros materiales y creemos que esto tiene el potencial de ser aplicado a diferentes instrumentos médicos que entran en contacto con el cuerpo”, señaló el líder del grupo de investigación de Ingeniería Mecánica del MIT.

A su vez, podría ser utilizado en productos totalmente distintos como catéteres y elementos quirúrgicos.

Via: ARGNoticias

Dejar una respuesta