Cerca de diez mil personas tuvieron que ser evacuadas hoy a la madrugada por un nuevo incendio que está azotando al sureste de Francia. Las llamas se propagaron y afectaron al menos 400 hectáreas cerca de la localidad de Bormes-les-Mimosas. 

Cabe mencionar que entre el total de desalojados, unos tres mil estaban distribuidos en distintos campings de la zona, que estaban disfrutando del calor de temporada alta.

“El incendio arrancó alrededor de la medianoche. Las evacuaciones siguieron la progresión del fuego. Es una zona habitada cuya población se duplica o triplica en verano”, declararon los bomberos de la región de Var a los medios.

Por otro lado, la prefectura comunicó que debido a las violentas llamas avivadas por el viento se han quemado ya unas 800 hectáreas.

De esta manera, los incendios, que comenzaron el lunes, se están multiplicando en el sur de Francia, la costa mediterránea y la isla de Córcega, afectando a cuatro mil hectáreas. Unos 540 bomberos están movilizados para detener el fuego, respaldados por medios aéreos.

 

Dejar una respuesta