El lunes 17 de julio (en menos de una semana) comienza la feria judicial en nuestro país. La misma durará hasta el 28 del corriente mes. En épocas de elecciones, casualmente, el Poder Judicial parece cobrar un ritmo que normalmente no posee. En sólo 48 horas se procesó a Martín Sabatella y Julio de Vido. Se imputó a Fernanda Vallejos y se pidió indagatoria para Alejandra Gils Carbó.

En una suerte “de carrera contra el tiempo”, Tribunales recibió una avalancha de causas, casualmente o causalmente, contra todos ex funcionarios o actuales candidatos del kirchnerismo o cercanos a ésta fuerza política. Al mismo tiempo, se instaló (por decantación) esta temática en los medios que mayormente controlan la agenda de noticias a nivel nacional.

El caso que más ruido hizo fue el de la procuradora de la Nación, Alejandra Gils Carbó. El pedido de su indagatoria vino de la mano del fiscal Eduardo Taiano. En este caso por “compra de un edificio de la Procuración que esta bajo la lupa, por el presunto cobro de comisiones”. Algunos medios ya anticiparon la “jugada”, a tal punto que Gils Carbó hablo el pasado lunes aún antes de conocerse la medida de manera oficial. Ayer por la mañana, la funcionaria solicitó, mediante un escrito presentado por su defensa ante el juez, ser sobreseída de la causa en la que está imputada.

El lunes también hubo novedades en la investigación del juez Claudio Bonadío sobre el diputado Julio De Vido. El magistrado lo procesó por los subsidios a los colectivos durante la década pasada. Además le impuso un embargo de 1.000 millones de pesos y la imposibilidad de salir del país.

En lo que fuera un día de furia en Comodoro Py, también Martín Sabbatella fue procesado por el juez Rodríguez por supuestas irregularidades en la entrega de subsidios por casi 10 millones de pesos entre 2014 y 2015, cuando dirigía la entonces Agencia Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA). El magistrado lo encontró responsable en principio del “supuesto delito de defraudación a la administración pública”. La medida no solo lo alcanzó a él, ya que corrió la misma suerte la ex directora de Proyectos Especiales de AFSCA y actual legisladora del FPV, Andrea Conde.

La avalancha judicial también llegó para la precandidata a diputada de Unidad Ciudadana, Fernanda Vallejos. En este caso se trató de una imputación del fiscal Federico Delgado por omitir otros vínculos laborales con el Ministerio de Economía y la Cámara de Diputados al momento de presentar su Declaración Jurada (2014) en la Cámara de Senadores, donde también tenía un trabajo.

La denuncia de la asociación civil Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional, cuyo titular es el abogado José Magioncalda, fue presentada en la Cámara Federal y recayó por sorteo con el número 8943/2017 ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal Delgado.

La lista no termina ahí. Esta tarde la Justicia brindó una nueva noticia. La Cámara Federal de Casación Penal avaló el encarcelamiento preventivo de César Milani. La Sala IV no hizo lugar a una queja presentada por la defensa contra la resolución que había confirmado el rechazo a la excarcelación del exjefe del Ejército. Es en la causa donde Milani está imputado por privación ilegítima de la libertad y tormentos sufridos por Pedro Adán Olivera, Ramón Alfredo Olivera y Verónica Matta durante la dictadura.

¿Casualidad o causalidad?, ¿se conocen anteriormente momentos en donde la Justicia actúe con tanta rapidez?. Lo cierto es que ya se cuentan las horas para el comienzo oficial de las campañas políticas y estamos precisamente a un mes de las PASO.

Dejar una respuesta