La justicia de Perú ordenó este jueves el arresto preventivo por 18 meses del ex presidente Ollanta Humala, acusado de lavado de activos, y de la ex primera dama Nadine Heredia, ambos bajo cargos de financiar irregularmente la campaña electoral del 2011 con financiamiento aportado por la gigante constructora brasileña Odebrecht.

El juez Richard Concepción dispuso una orden de captura para ambos, acusados de haber recibido tres millones de dólares de Odebrecht para financiar la campaña que llevó a la presidencia a Humala, que dejó el poder el año pasado.

Humala y su esposa están acusados de lavado de activos y asociación para delinquir. Sus abogados defensores, Julio César Espinoza y Wilfredo Pedraza, anunciaron que apelarán la decisión.

Dejar una respuesta