Arrancó el torneo para Boca Juniors, el último campeón del fútbol argentino. Su debut en la Superliga fue frente a Olimpo de Bahía Blanca en la Bombonera.

El xeneise mantiene la base del equipo que se coronó campeón, y además está potenciado por cuatro refuerzos, entre ellos se destaca el colombiano Edwin Cardona.

El equipo del Mellizo sufrió las bajas de Jonathan Silva, Fernando Tobio, Rodrigo Bentancur y Ricardo Centurión, pero se reforzó con Paolo Goltz, un viejo anhelo del DT, Nahitan Nandez, el citado Cardona y Cristian Espinoza para compensar el plantel.

Boca se mostró ante su público con su mejor equipo disponible y enfrente tuvo un rival que intentó (pero no pudo) complicarlo como Olimpo, cuyo objetivo es el mismo de cada año, mantenerse en la máxima categoría.

El encuentro presentó a Boca como claro favorito, más allá de que los bahienses se prepararon para no ser un mero partenaire en una Bombonera que lució repleta y contó con una visita especial en uno de los palcos, la de Carlos Tévez.

Fue un inapelable 3 a 0, abrió el marcador Darío Benedetto (también convirtió el tercero de penal), por su parte Pablo Pérez ampliaba (2-0) en el primer tiempo.

En un segundo tiempo donde Boca jugó relajado, y donde no pasó mucho, el xeneise llegó al tercero de penal. Convirtió Benedetto, luego de haber recibido la infracción dentro del área grande.

Boca no sufrió para nada, por el contrario, ganó con comodidad, autoridad y sin contratiempos. Fue el debút esperado del último campeón.

Dejar una respuesta