Las negociaciones inmobiliarias están a punto de cambiar en la Ciudad de Buenos Aires, ya que esta tarde se podría aprobar una nueva Ley de Alquileres que reformará la ya existente y que como objetivo principal beneficiaría a los inquilinos.

La modificación más importante que plantean los legisladores porteños es que la comisión en el contrato de alquiler deberá pagarla el propietario del inmueble y no el inquilino, como sucede en la actualidad. A su vez, se propone que los derechos de los inquilinos y propietarios estén presentes en toda página web y espacio físico a cargo de inmobiliarias y que el Instituto de la Vivienda (IVC) junto a la Defensoría del Pueblo proporcione asistencia gratuita a quienes la demanden.

La iniciativa se debatirá esta tarde en la Legislatura para añadir o cambiar artículos de la Ley 2340 sobre la creación del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios sancionada en 2007. Las reformas son impulsadas por el gobernador porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y generaron el rechazo del sector inmobiliario, principalmente del Colegio Profesional Inmobiliario (CPI) que el martes publicó una dura solicitada en los diarios. La discusión se da en forma simultánea a lo que sucede en el Congreso de la Nación con el mismo tema.

El cambio más destacado sustituye el punto dos del artículo 11: “Son derechos de los corredores inmobiliarios percibir honorarios por la actividad realizada y comisiones de su comitente según la retribución que libremente pacten”, dice actualmente. Con la modificación quedaría redactado así: “Percibir honorarios por la actividad realizada y comisiones de su comitente según la retribución que libremente pacten. Para los casos de locaciones de inmuebles con destino habitacional, el monto máximo de la comisión a cobrar será el equivalente al 4,15% del valor total del respectivo contrato, a cargo del locador”.

Este proyecto beneficiaría directamente a las 400.000 familias que alquilan, cada una de ellas con un promedio de 2,3 integrantes, más bajo de lo considerado para una familia tipo. Este número de inmuebles representan el 33% de las viviendas de la Ciudad, considerando que al menos 120.000 están vacías y ociosas en una ciudad que cuenta con un déficit habitacional de 130.000 hogares.

Opiniones encontradas

“El proyecto de ley es positivo”, declaró Fernando Muñoz, titular de la Defensoría del Inquilino porteña. “Al mercado inmobiliario no lo afecta porque se seguiría cobrando la comisión, pero al locador. Además prohíbe la sobre facturación en gestoría, por ejemplo, trámites de averiguación de antecedentes que cuestan $400 y los cobraban hasta $2500”, agregó.

Sobre éste último inciso la iniciativa oficialista plantea modificar el artículo 10 de la Ley 2340 sobre “deberes de los corredores inmobiliarios” que incorporaría el siguiente párrafo: “Solicitar informes a los organismos oficiales sobre las condiciones de dominio, gravámenes e inhibiciones, respecto de la operación encomendada y las partes intervinientes, debiendo poner los mismos a disposición de éstas. Los costos de gestoría de dichos informes no podrán ser requeridos a los locatarios de inmuebles con destino habitacional”.

Para Muñoz, la ley mejoraría aún más los derechos de los inquilinos que en agosto del año ganaron una batalla. En el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 17 de la ciudad se resolvió que los corredores inmobiliarios (al menos 6000) no podían cobrar más de un mes de comisión, es decir, el 4,15% del valor total del contrato.

Según Héctor D’ Odorico, presidente del CPI, el resultado de la aplicación de estas modificaciones será negativo. “Entendemos que [la Ley] estará lejos de beneficiar al inquilino, por el contrario, lo perjudicará”, señaló. “El costo que tendrá que afrontar el locador se trasladará al locatario. Por ejemplo, cuando ponga en alquiler un departamento por $7000, pedirá $7000 más el valor de la comisión dividido en 24 meses. Esta no es una reforma a la ley de alquileres, sino una quita de ingreso a los operadores inmobiliarios”, advirtió.

El proyecto se convertirá en ley si consigue el acompañamiento de la mitad más uno de los legisladores presentes en el momento. El oficialismo y sus aliados suman 32 votos sobre 60 diputados, por lo que la aprobación es casi un hecho. “A nivel nacional hoy existe una política clara de acceso a la vivienda y con este proyecto buscamos facilitarlo. Tendremos como resultado un proceso más justo y accesible”, declaró Francisco Quintana, jefe del bloque de Cambiemos.

Dejar una respuesta