El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, calificó a los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández como “inescrupulosos” ya que, aseguró, lo respaldaron durante su gestión ministerial “porque les convenía”.

Por otra parte, se manifestó “optimista” respecto del gobierno del presidente Mauricio Macri, de quien destacó su “mentalidad moderna”, aunque advirtió que “está mal asesorado por Jaime Durán Barba”.

Cavallo se presentó durante un almuerzo organizado por el Rotary de Buenos Aires, oportunidad en la que detalló algunos ejes de su nuevo libro “Las Reformas Económicas Argentinas de 1990 en una Perspectiva Contemporánea e Histórica”, que escribió junto a su hija Sonia.

El ex titular del Palacio de Hacienda calificó a los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de “inescrupulosos” y de “ambiciosos de poder”, que “no hacen política por el bien común”.

Recordó que cuando era ministro del ex presidente Carlos Menem, el entonces gobernador de Santa Cruz y su esposa lo respaldaban en su gestión.

“Me apoyaban porque les convenía”, afirmó Cavallo al recordar que en ese momento estaban en juego las privatizaciones y el pago de regalías de la venta de YPF.

Incluso, señaló que Néstor Kirchner junto al ex gobernador de San Luis, Adolfo Rodríguez Saa, lo llamaron para consultarlo hasta 2002.

“Usó la política de derechos humanos para conseguir el apoyo de la izquierda, aunque nunca (antes) le había prestado atención”, afirmó el ex ministro de Economía, quien dijo que Néstor Kirchner “se pasó lo que creía del manejo de la economía ya sabemos por dónde”.

En tanto, calificó al presidente Mauricio Macri de “hombre de mentalidad moderna que tiene mucha gente joven y capaz en su equipo”.

“Soy optimista. A este gobierno le va a ir bien y va a sacar el país a flote”, agregó el ex funcionario, quien consideró no obstante que en materia política “está mal asesorado por Jaime Durán Barba”.

En tal sentido, respaldó la política de reinserción al capitalismo global que lleva adelante la actual administración, pero en materia interna señaló que “hizo pocos cambios”.

“Aún no sabemos con qué tipo de instituciones económicas se va a manejar”, señaló Cavallo, quien propuso que el gobierno arribe a un acuerdo con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para que ambas instituciones sean garantes de inversiones de infraestructura.

Al respecto, consideró que luego de las elecciones legislativas de octubre el gobierno “va a tener más fortaleza para encarar una transformación más profunda”.

En otro aspecto, Cavallo responsabilizó al ex presidente Eduardo Duhalde del estancamiento de la economía por considerar que al pesificar los contratos en 2002 “tomaron medidas con total desprecio por los más pobres”.

“Es un hombre honesto, pero poco inteligente y está mal rodeado”, indicó Cavallo, en una crítica al equipo económico de entonces, primer encabezado por Jorge Remes Lenicov, y luego por Roberto Lavagna.

En tanto, consideró que el ex mandatario Fernando De la Rúa “es un hombre honesto que no contó con el respaldo de su partido” y de Carlos Menem dijo que “es un gran político que no tuvo fortaleza moral para pegarle a los que metían la mano en la lata”.

Dejar una respuesta