Un grupo de familiares, amigos y allegados al presidente Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y del secretario Legal y Técnico Pablo Clusellas se “sumaron” al beneficio del blanqueo de bienes no declarados.

Según consta en la información proporcionada por Página 12, en el listado se destacan: el hermano y socio presidencial, Gianfranco Macri, el primo del jefe de gabinete de ministros, Alejandro Jaime Peña Braun; el socio y amigo de Macri, Nicolás Caputo; el emprendedor Marcelo Mindlin, quien el mes pasado anunció que compraba la constructora de la familia presidencial, hasta entonces en manos del primo Ángelo Calcaterra y un cuñado del secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Pablo Clusellas Zorraquín.

El caso de Marcelo Mindlin es el que llama más la atención, ya que blanqueó bienes por 770 millones de pesos (44 millones de dólares), una suma homóloga a la que trascendió que habría pagado por la constructora de los Macri: entre 40 y 50 millones de la divisa extranjera.

Seguido de cerca, está Gianfranco Macri (hermano del presidente), que blanqueó la estrepitosa cifra de 622 millones de pesos (35,5 millones de dólares). El caso de Gianfranco es más que simbólico, éste integra los directorios de varias empresas del Grupo Macri.

Nicolás “Nicky” Caputo, es quién el propio presidente siempre describe como su “hermano de la vida”. Fue socio en la primera empresa que inició aparte del holding familiar (Mirgor, fabricante de aire acondicionado para automotores), blanqueó 465 millones de pesos, (26,5 millones de dólares). La fortuna de Caputo creció como contratista de obras públicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires durante el gobierno de Macri y de la Nación desde que asumió la presidencia (con otra empresa que no lleva su nombre), para simular que se cumple la promesa de ambos de que no volvería a contratar con el Estado. Intentaron engañar a la aliada revoltosa Elisa Carrió, que exigió excluir a los contratistas del blanqueo.

Alejandro Jaime Peña Braun, primo del jefe de gabinete, blanqueó 109 millones de pesos, o 6,2 millones de dólares. El secretario Legal y Técnico de la presidencia, Pablo Clusellas Zorraquín, es una pieza fundamental del universo macrista. Compañero de Macri desde la primaria, abogado y directivo de SOCMA, no sólo es el último filtro antes de la firma presidencial. También fue quien organizó el fideicomiso opaco, a cuyo frente quedó José María Fernández Ferrari, el socio del escribano general del gobierno, Carlos D’Alessio, quien renunció a ese cargo para ocultar el conflicto de intereses.

Clusellas Zorraquín tiene cinco hermanos. La mayor, Susana, está casada con Manuel Lucio Torino Ortíz, quien blanqueó 353 millones de pesos, equivalentes a 20,1 millones de dólares. Además, Pablo Clusellas Zorraquín es revisor de cuentas del Buenos Aires Golf Club, que preside Gianfranco Macri.

Dejar una respuesta