La norma establece que toda persona tiene derecho a ser reconocida, tratada, y a desarrollar su persona de acuerdo con su identidad de género. Implica ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad, en cuanto a los nombres de pila, imagen y sexo que se registran. La medida fue aprobada en la sesión de hoy de la Cámara de Representantes de la provincia.

Se entiende por identidad de género a la “vivencia interna e individual del género tal como cada persona se siente”, que puede “corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo”.

Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos o quirúrgicos, entre otros, siempre que sea libremente escogido. También se incluyen otras expresiones de género como la vestimenta, el modo de hablar y los modales.

Como consecuencia de la ley nacional 26.743, toda persona puede solicitar la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre de pila e imagen, cuando no coincidan con su identidad de género autopercibida.

La adhesión de Misiones a esta normativa implica, además, la difusión y promoción de los derechos humanos de las personas trans, mediante convenios con organismos estatales, civiles e internacionales; y la provisión de los recursos profesionales y administrativos para el cumplimiento efectivo del derecho al libre desarrollo personal.

Fue promovida por los diputados María Losada, Martín Sereno y por la Asociación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, a través de sendos proyectos que obtuvieron un dictamen unificado de la Comisión de Género.

Losada fundamentó su propuesta explicando que “con la ley de identidad de género se trata de lograr una mayor protección de los derechos establecidos por la Constitución Nacional, los tratados internacionales y las leyes nacionales, posicionando a la provincia en un grado de igualdad en los derechos ya consagrados”.

Sereno recordó que la ley nacional “generó los procedimientos de afirmación de género como un derecho legal en los sistemas públicos y privados de salud, con el consentimiento de las personas trans como único requerimiento” y que por esa ley “se pueden cambiar los certificados de nacimiento, documentos de identidad y pasaportes sin otro requerimiento ni diagnóstico”.

via: http://misionesonline.net/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here