El área económica del gobierno de Cambiemos, conformada por sus principales siete funcionarios de la materia, cuenta con un patrimonio en conjunto de $ 364.059.569, de acuerdo a sus declaraciones juradas de 2016, difundidas por la Oficina Anticorrupción (OA).

Lo llamativo es que de la suma total de los bienes que testimoniaron los ministros Nicolás Dujovne (Economía), Juan José Aranguren (Energía), Ricardo Buryaile (Agricultura) y Francisco Cabrera (Producción); los viceministros de Gabinete Gustavo Lopetegui y Mario Quintana; y Federico Sturzenegger (presidente del Banco Central); unos $ 187.178.676, es decir un 51%, están invertidos en el exterior, ya sea en forma de bonos o acciones o en cajas de ahorro.

El funcionario Aranguren, quien fue acusado el año pasado por mantener durante unos meses las acciones de la petrolera Shell cuando había sido su CEO local, tiene el 83% de sus activos de $ 104,7 (un 20% de aumento con respecto a 2015) repartidos en dos cajas de ahorro en el exterior: una en Holanda con $ 27,6 millones guardados en euros y otra en los Estados Unidos con $ 60,3 millones.

Por su parte, el titular de la cartera de economía, Dujovne, es el segundo en el ranking con mayor patrimonio en el extranjero: posee el 82% de sus bienes fuera del país, apenas un punto por debajo de Aranguren. En su primera y única declaración ante la OA, declaró que de su patrimonio total de $ 96,9 millones más del 80%, es decir $ 79,6 millones, están exteriorizados en dos depósitos, acciones en la desconocida Florentine Global y en un lote en Uruguay.

En tanto, Sturzenegger vuelve a ocupar el tercer puesto con el 45% de su fortuna lejos de Argentina. El presidente del Banco Central declaró que $ 13,1 millones de sus $ 29,1 totales (un 60% de aumento con respecto a 2015) están invertidos en el exterior. Informó dos cuentas en los Estados Unidos con $ 6,2 y $ 1,09 millones, Bonos 2017 y acciones en Pan American Energy.

Con respecto a Quintana, casi el 10% de sus activos están detrás de fronteras: unos $ 6,3 de sus bienes de $ 64,9 millones, patrimonio que sólo incrementó un 5% con respecto al año anterior. El ex Farmacity se desligó de los papeles del Grupo Clarín, Pampa Energía, Tenaris y Siderar; y apostó por Value Foods. Sin embargo, mantuvo su inversión afuera en JIC Investments (que pasó de valer $ 4,5 a $ 6,1 millones) y en el Grupo Pegasus de Colombia.

Por otro lado, más allá de que hay ahorros en dólares, no hay fondos exteriorizados en los $ 41.2 millones de Lopetegui (suba del 63% con respecto a 2015), los $ 16.7 millones de Cabrera (aumento del 83%); ni en los $4,3 declarados por Buryaile (incremento de 77%) .

Dejar una respuesta