España recordó a las víctimas de los dos atentados que tuvieron lugar el jueves en el país con un minuto de silencio en Barcelona, cerca del lugar donde 14 personas murieron y unas 100 resultaron heridas al ser arrolladas por una furgoneta.

Miles de personas se congregaron en la céntrica Plaza de Cataluña. Entre ellos, el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el del Gobierno de la región de Cataluña, Carles Puigdemont.

Tras el minuto de silencio, hubo un largo aplauso en memoria de las víctimas. “No tengo miedo”, gritaron al unísono los congregados.

Desde otros puntos del país se dieron también numerosas muestras de apoyo a las víctimas y a la ciudad de Barcelona.

Los hechos, reivindicados por el Estado Islámico (EI) y que causaron una gran conmoción en España, tuvieron lugar el jueves a media tarde en la céntrica vía de La Rambla, una de las zonas más transitadas y turísticas de la capital de Cataluña.

Horas después, la Policía abatió a tiros a cinco presuntos atacantes que al parecer se disponían a repetir el atropello mortal en la localidad turística de Cambrils, también en Cataluña. Siete personas resultaron heridas, entre ellas un agente.

De momento, hay tres detenidos por los hechos, según fuentes oficiales.

Dejar una respuesta