El referente de la agrupación Inquilinos Agrupados, Gervasio Muñoz, advirtió que sin controles por parte del Gobierno porteño “va a ser muy difícil” el cumplimiento de la Ley de Alquileres, que rige desde hoy en la Ciudad de Buenos Aires y que establece que serán los propietarios los que asuman la comisión por los contratos.

“Si el Gobierno de la Ciudad no toma las medidas correspondientes, el cumplimiento va a ser muy difícil. Sin control y también sin ser muy claros, porque hubo cierta polémica con las fechas en que iba a entrar en vigencia la ley”, expresó.

La norma, aprobada en agosto por la Legislatura porteña, exime a los inquilinos del pago de la comisión inmobiliaria, costo que desde este lunes quedará a cargo del propietario del inmueble. En ese marco, Muñoz contó que las inmobiliarias ‘están convocando a movilizaciones, colgando carteles, respondiendo a los inquilinos con amenazas y diciendo que se presentó un amparo y que (la ley) no está vigente‘.

“Se paga el alquiler, el depósito en garantías más 360 pesos por el pedido de informes y 450 por la certificación de firmas. Antes, por esos pedidos, cobraban miles y miles de pesos”, detalló el dirigente.

Muñoz especificó que, en caso de que una inmobiliaria quiera cobrar las comisiones a los inquilinos, deben comunicarse con la entidad a través de su página de Facebook o al mail inquilinosasesoria@gmail.com, aunque aclaró que “en última instancia, el responsable de que la ley se cumpla es el Gobierno de la Ciudad”.

Dejar una respuesta