El ministro de Justicia, Germán Garavano, calificó de “ilegalidad” la toma de colegios que se produce en la Ciudad de Buenos Aires contra la reforma educativa que propone el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, y consideró como “desacertado” el fallo de una jueza que impidió que los hechos se denuncien.

“Es una ilegalidad, algo que repudio. Hay otras maneras de manifestar una protesta y generar caminos de diálogo. La toma de los alumnos, la pérdida de días de clases, no es el camino, porque perjudica a miles de compañeros”, sostuvo el funcionario.

Asimismo, dijo que el fallo de la jueza en lo contencioso administrativo y tributario de la Ciudad, Elena Liberatori fue “desacertado”. La magistrada hizo lugar a un amparo en el que ordenó al Gobierno porteño no enviar ninguna instrucción a los directores de escuelas que implique denunciar a la policía las ocupaciones.

“Para mi es un error. La jueza tiene varios pronunciamiento en este sentido que yo no comparto. (El fallo) Me parece desacertado porque no se trata de reprimir a los alumnos, sino de algo ilegal, irregular”, señaló en declaraciones a radio La Red.

La semana pasada, el jefe de Gobierno porteño ratificó la continuidad de la reforma educativa a pesar de las tomas de una treintena de escuelas secundarias de la Ciudad en oposición a la medida.

Rodríguez Larreta puso de relieve que “la gran mayoría está de acuerdo” con la iniciativa y remarcó que ya el jueves “dos o tres colegios levantaron las tomas”.

“Estamos convencidos, como la gran mayoría de la gente, que hay que cambiar y hacer una reforma del sistema educativo”, sentenció el jefe de Gobierno porteño.

En declaraciones a radio El Mundo, el titular del Ejecutivo porteño resaltó que detrás de la protesta de los estudiantes “hay sectores del kirchnerismo”, y recordó que muchos de los cambios que introduce esta reforma, como las prácticas laborales, “vienen de una ley nacional que impulsó” el gobierno anterior.

El jueves, los alumnos de las escuelas tomadas resolvieron continuar con la medida y reclamar a las autoridades una prórroga para la aplicación de la “Secundaria del Futuro”.

A través de los representantes de los Centros de Estudiantes, los alumnos reclamaron nuevamente, en conferencia de prensa, que el ministerio de Educación les acepte postergar el arranque de la reforma educativa, prevista para el año próximo.

“Rechazamos la ‘Secundaria del Futuro’ por su carácter inconsulto y por eso pedimos una prórroga en su aplicación.

Independientemente de los puntos en discusión, como las prácticas, no permitimos que haya una profundización de la reforma anterior, que fue inconsulta, y planteamos que haya una instancia de diálogo real”, explicaron durante la conferencia.

El miércoles último, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, se había reunido con los delegados de los Centros de Estudiantes, les pidió que levantaran las tomas y los invitó a partir del lunes próximo a espacios de diálogo para que acerquen propuestas de cara a una reforma en la escuela secundaria.

Dejar una respuesta