María Eva Venegas, una de las hijas del difunto Gerónimo “Momo” Venegas, dio a conocer una confabulación acerca de la disputa de la familia por la herencia, el legado y los bienes del referente sindical fallecido el pasado 26 de junio. La mujer manifestó su necesidad y búsqueda de “justicia” por ella y su “hermano Joaquín” tras la publicación de más de una docena de posteos en Twitter.

Eva explicó: “Somos cinco mujeres, yo soy la del medio y después vino Joaquín que es mi hermanito de 14 años, un hijo extra matrimonial pero lleva el apellido Venegas. Mi padre nunca fue feliz porque se ató a una mujer, la que era mi madre, por cuidar la familia y las apariencias. Vivían en el mismo techo pero se separaron hacía 27 años”.

“No tengo plata y no me da vergüenza decirlo, por eso, reclamo lo que me corresponde. En estos días está por salir la sucesión pero más allá de eso mi padre coordinó de palabra con quién era su mano derecha, Carlos Arrieta que nos diera a cada uno de sus hijos una mensualidad de tanta cantidad de dinero y a mí no me dan nada. Todo lo cobra mi hermana Pamela una vez por semana cuando viaja los lunes a Buenos Aires después del arreglo que hizo con este señor. Ellos hicieron un acuerdo, me dejaron afuera y yo quiero pelear por lo que me corresponde a mí y a mis tres hijos”, confesó María Eva, de acuerdo a lo que publicó la web 2262.com.ar.

Y continuó: “Los que decían ser los amigos de mi padre me declararon una guerra porque saben que tengo datos y documentos que él me dejó. Quisieron declararme insana y gracias a Dios el psiquiatra que me tocó en Mar del Plata es un médico con todas las letras, se dio cuenta que yo no estaba para internar y me dio el alta. Mi hermana Pamela fue con un ataque de nervios a la clínica cuestionando por qué me habían dejado salir”.

De acuerdo a lo que difundió el sitio web, la hija de Venegas indicó que “había gente que realmente lo apreciaba a mi padre, que hoy me llaman, me preguntan cómo estoy y que necesito como Facundo López, Gastón Fernández Palma, Francisco Medina, Pedro Bottiglieri y el Turco Vilchez, que quizás se alejaron en los últimos tiempos por la cantidad de malos tipos que rodeaban al Momo como Roberto Rago, Arturo Rojas, Pablo Aued, Ayala que desde el velatorio no me llamaron nunca más. Que además, son unos delincuentes, le quedaron debiendo mucho dinero y le robaron en vida. Si yo hablo al diputado Roberto Rago lo bajan del cargo, va preso y él lo sabe. Se creyeron que no iba a hablar porque iba a cuidar la imagen de mi padre pero se equivocaron porque la imagen de Gerónimo Venegas va a quedar intacta. Él, unos días antes de morir me dio unos papeles e información, me dijo que si no cumplían conmigo yo era inteligente y los iba a saber usar. Si me pasa algo, todo el mundo va a saber de donde viene”.

“A mí me llaman y me dicen que quieren frenar todo por las elecciones, como Rojas que hace campaña nombrando a mi padre y me parece una falta de respeto total. La imagen de Gerónimo Venegas está siendo utilizada para una campaña”, arremetió María Eva. Por otro lado, hizo referencia a la mala relación que mantuvo siempre su madre Nélida Rosa Andino “que para todo el mundo es la señora del Momo Venegas pero nunca se divorció del primer marido correntino que tuvo con quién también tiene un hijo y mi papá era soltero, nunca se casó. Pero la casa donde ella vive está a nombre de las cinco hermanas y de eso me corresponde mi 20 por ciento. Esto recién empieza y voy a luchar. Voy por los que traicionaron a mi padre”, concluyó.

Dejar una respuesta