En el relanzamiento de la imagen corporativa de la empresa, que encabezó el empresario Marcelo Mindlin, muy cercano al gobierno de Macri, se conoció también un nuevo golpe al bolsillo de los usuarios: en noviembre las facturas de Edenor aumentarán un 11 por ciento.

Dicho incremento se remonta a la Revisión Tarifaria Integral (RTI) mecanismo de actualización previsto originalmente en los contratos pero que no se aplicó durante el kirchnerismo. La gestión que encabeza Juan José Aranguren prometió regularizarlos y cumplió. En febrero de este año se realizó una audiencia pública en la cual al empresa del Pampa Energía explicó por qué necesitaba recomponer sus tarifas, lo que le fue concedido. De esta manera, Mindlin vuelve a lograr beneficios para sus empresas, tras expresar públicamente su respaldo por el rumbo económico del gobierno.

Vale aclarar que a esta suba debe sumarse al aumento en el precio mayorista de la energía (producto de la baja de subsidios). Durante la audiencia de febrero se autorizó un incremento en torno al 8% , a lo que debe agregarse el costo de vida. “Estimamos que la inflación del semestre fue del 10%. Por lo que aplicaremos un aumento en la proporción que nos toca”, explicó Ricardo Torres, presidente y CEO de la distribuidora eléctrica.

“En febrero se autorizó un incremento del VAD –valor agregado de distribución, lo que ganan las empresas- de 80% en tres tramos: 42% entre febrero y marzo, un 19% en noviembre, y 18% en febrero. El regulador estableció que si no llegamos a aplicar toda esa recomposición, después podremos cobrar la diferencia en 48 cuotas”, afirmó Torres.

Con todas las modificaciones, la suba de tarifas supera el 1.000 por ciento desde que asumió Mauricio Macri en diciembre de 2015.

Dejar una respuesta