Faltando tres semanas para las elecciones, exactamente el 2 de octubre, el Gobierno anunciará el lanzamiento de una nueva línea dentro del Plan Procrear. Con ésta, se buscará impactar en el segmento de jóvenes de entre 18 y 35 años, que serían los beneficiarios del plan.

El día del anuncio, el propio Mauricio Macri presentará la línea de créditos hipotecarios Procrear Ahorro Joven, destinada a personas con trabajo en blanco o negro y monotributistas, siempre que no superen la edad tope.

No es casual que el Gobierno apele a la herramienta de los créditos hipotecarios. El boom de los préstamos UVA está llegando a buena parte de la clase media, y con los Procrear el gobierno acercó ese instrumento a las familias que hoy perciben ingresos de entre 2 y 4 salarios mínimos, es decir entre 18.000 y 36.000 pesos al mes.

Los planes Procrear, que fueron “invención” de la gestión kirchnerista, se transforman ahora en una herramienta que seduce y mucho al Gobierno actual. Es que son una combinación de tres ingredientes: el ahorro con el que cuente la familia a la hora de solicitar el préstamo, un subsidio por parte del Estado y un crédito hipotecario.

Ahora, con la línea Procrear Ahorro Joven modifican la ecuación. Y queda como sigue:

– La inscripción a esta operatoria estará abierta entre el 2 de octubre y el 15 de noviembre. Se podrá hacer exclusivamente a través de la página web de www.argentina.gob.ar/procrear y los pre seleccionados serán notificados vía correo electrónico.

– Podrán solicitarlo todos los jóvenes con ingresos mensuales de entre 2 y 4 salarios mínimos. Puede ser trabajadores formales o informales y monotributistas que tengan antigüedad de un año en la categoría que les corresponda.

– Se podrán comprar viviendas de hasta $ 1.200.000.

– En lugar de aportar de entrada un ahorro familiar por el 10% de la casa a adquirir (como en el Procrear clásico), los jóvenes deberán realizar un ahorro previo (un plazo fijo UVA) durante 12 meses, para atesorar al menos 60.000 pesos (el 5% del valor máximo a comprar).

– Esta cuenta deberá demostrar movimientos -depósitos- durante al menos 9 de los 12 meses de ahorro previo.

– A falta de un recibo de sueldo, los bancos comprobarán la capacidad de pago de los trabajadores informales por la posibilidad de ahorro que demostraron durante el año previo a tomar el crédito

– Cumplido ese plazo, y si lograron la precalificación para acceder a un Procrear, solicitan el crédito en alguno de los bancos inscriptos en este programa. Como ya tienen un ahorro de $ 60.000 y recibirán un subsidio de $ 200.000 -el máximo para esta línea- el crédito UVA a 30 años será por $ 940.000, por el que se pagará una cuota inicial de $ 5.500.

– Como se ve, el crédito UVA financiará cerca del 80% del valor del inmueble. Hoy lo normal es financiar hasta el 70%. Para superar ese límite, el Banco Central debió emitir una normativa específica.

– Si por alguna razón desiste de avanzar con el crédito, quien se inscribió en el Procrear recupera el monto ahorrado en el plazo fijo.

– Además, si realizó el ahorro en el banco A, pero quiere tomar el préstamo en el banco B, lo podrá hacer sin ningún problema.

Este miércoles quedará definida la lista de bancos que adhiere al programa. “Para nosotros era clave llevar el crédito a jóvenes que se les hace difícil obtener ya el ahorro para solicitar un Procrear” le dijo Rogelio Frigerio a Clarín.

Para esta etapa, se apunta a colocar no menos de 40.000 créditos, que representan subsidios por 8.000 millones de pesos.

Dejar una respuesta